Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
En libertad sin cargos el hombre acusado de abusos a su hijo de 19 meses leer

Icod pedirá la declaración de bien cultural para el arrastre de las tablas

La propuesta del grupo de gobierno, que será examinada el martes en el pleno de la Corporación, señala también la conveniencia de calificarla como fiesta de interés turístico nacional, debido al renombre que ha alcanzado, según explica la concejala autora de la propuesta, Elena Fajardo Ocón.
EL DÍA, Icod de los Vinos
22/nov/03 18:46 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Icod de los Vinos gestionará ante el Cabildo de Tenerife la solicitud de declaración de bien de interés cultural en beneficio del tradicional arrastre de las tablas en la víspera de San Andrés, una de las manifestaciones etnográficas más representativas de la Ciudad del Drago.

La concejala responsable del área, Elena Fajardo Ocón, informa de que este asunto se llevará a la próxima sesión plenaria para que los responsables públicos de la corporación apoyen su moción, en la que se detalla la arraigada tradición del arrastre de tablas y la magnífica aceptación que la misma tiene entre los más jóvenes del municipio.

Fajardo Ocón resalta la estrecha relación existente entre esta celebración, que se realiza todos los años la víspera y el día de San Andrés (29 y 30 de noviembre) con el descorche de los vinos y la apertura de las bodegas.

Esta tradición, sigue la edil, arranca de mucho tiempo atrás, y se celebra con gran afluencia de público y participantes en las emblemáticas calles de El Plano, San Antonio y Hércules.

Por ello, la concejal estima que se debe solicitar al Cabildo la declaración de Bien de Interés Cultural, y a la Consejería de Turismo y Transportes del Gobierno de Canarias la incoación de expediente para la declaración de Bien de Interés Turístico Nacional ante la secretaría de Estado de Turismo del Gobierno del Estado.

Elena Farjado comenta que la fiesta ha evolucionado de tal forma que suscita una gran expectación y es numerosísima la concurrencia de visitantes del municipio, del resto de la Isla, de la Península y el extranjero, pues impacta ver cómo las tablas con sus ocupantes avanzan a gran velocidad por las pendientes calles de la localidad ante el jolgorio, asombro y ovación del público.

Existen diversas teorías sobre el origen de esta tradición que algunos investigadores atribuyen a una especie de trineo denominado "corsa" que, construido en madera, fue introducido por los portugueses y servía para el transporte de productos agrícolas, madera, etcétera.

Otra de las relaciones históricas de "las tablas de San Andrés" atribuye su origen al recuerdo que se tiene de los maderos que se deslizaban por los barrancos y que servían para la construcción de casas y barcos. Lo cierto es que se trata de una popular costumbre que, lejos de perder su apogeo entre los icodenses, cada año se disfruta más con pericia y destreza, tanto entre jóvenes como mayores.