Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Primeros trámites para la licitación del carril Bus-VAO y el tercer carril de la TF-5 leer

La Fadod rechaza la instalación de una planta de asfalto en el suroeste

Residentes de Acorán, Añaza, Santa María del Mar y El Rosarito se oponen a la instalación de esta industria en las proximidades de sus barrios. Creen que supondría un atentado contra el medio ambiente y perjudicaría gravemente su salud, por lo que emprenderán acciones si se confirman sus temores.
EL DÍA, S/C de Tenerife
23/nov/03 22:58 PM
Edición impresa

Vecinos de Acorán, Santa María del Mar, Añaza y El Rosarito han trasladado a EL DÍA su preocupación por la posible puesta en funcionamiento de una planta de transformación de asfalto en las proximidades de sus barrios. En caso de confirmarse su temor, consideran que esta decisión supondría un atentado contra el medio ambiente e iría en detrimento de su salud.

Miembros de la Federación de Asociaciones de Vecinos de los Distritos Once y Doce (Fadod) recuerdan que la polémica no es nueva. "Hace más de seis años se suscitó una importante crispación social después de que se barajara el desdoblamiento de la autopista del sur. En ese momento no se había contemplado la posibilidad del tranvía", explica el que fuera durante cuatro años presidente de la Fadod, Ramón González. "En aquel momento, el empresario Antonio Plasencia propuso la instalación de una planta transformadora de asfalto en la parcela ubicada junto Nutisa-Nanta, en las proximidades de la planta de transformación del PIRS, para facilitar a su criterio los trabajos. Tal iniciativa provocó una importante protesta de la población que, desde diferentes asociaciones de vecinos y gracias a la colaboración de las administraciones públicas, se descartó", explica el ex presidente de la Fadod.

EL DÍA ha sabido de otras fuentes que en la zona funciona ya una planta de áridos y una de hormigón, lo que ha provocado quejas de los vecinos por el ruido y la polución generadas por las mismas.

La polémica se reabre ahora, días después de la colocación de la primera piedra del tercer carril de la Autopista del Sur. Los vecinos temen que se pretenda instalar en las proximidades de Santa María del Mar o Añaza una planta transformadora de asfalto, "lo que no tiene ningún sentido, ya que en Güímar existe una industria similar y no hay tanta distancia entre municipios como para que este material se estropee".

El actual presidente de la Fadod, Evelio de Armas, trasladó su indignación ante tal posibilidad y, en caso de que se confirme este proyecto, anunció que emprenderá cuantas acciones sean oportunas para garantizar la calidad de vida de los residentes de la zona.

Los vecinos trasladan su preocupación porque ya han escuchado también "rumores" del posible traslado de la cementera que existe en María Jiménez a las proximidades de Cuevas Blancas. Además, también se baraja la puesta en funcionamiento de una depuradora en el suroeste, "como si esto fuera el despojo de Santa Cruz".

Según cuentan, una parcela ubicada en el límite jurisdiccional de Santa Cruz con El Rosario es utilizada desde hace ya varios meses como estacionamiento para maquinaria pesada de una empresa constructora, que deja abandonada y en mal estado, "como anunciando el próximo inicio de unas obras".

El terreno en cuestión se localiza en las proximidades de las naves industriales que ocupan en la actualidad las empresas Nutisa-Nanta y Montemar, y está ubicado a unos quinientos metros de la entrada a la Planta de Transformación del PIRS por la autopista del sur, en dirección al centro de Santa Cruz.

La Gerencia de Urbanismo de la corporación local confirmó que la citada parcela están dentro del término municipal de Santa Cruz, aunque en el límite con el Polígono Industrial de El Chorrillo, de El Rosario. Después de ratificar que el terreno afectado tiene en la ac-tualidad calificación de suelo industrial, descartó facilitar la previsión que contempla el próximo Plan General de Ordenación de la capital, "ya que todavía no ha sido ni aprobado y desconocemos la nueva reglamentación".

No obstante, este periódico pudo saber que el equipo de arquitectos que redacta el nuevo PGO, cuyo período de vigencia se plantea para 12 años, prevé la creación de dos zonas de marcado espíritu industrial. En esta zona, el nuevo PGO plantea la consolidación de un parque industrial o tecnológico. Sólo en la parcela conocida como Los Pocitos (más próxima a Santa María del Mar) se permitiría la construcción de viviendas, según los datos aportados.

Dado que el terreno al que hacen referencia los vecinos está en el límite entre los territorios de Santa Cruz y El Rosario, este periódico se puso en contacto con miembros del equipo de gobierno que lidera el alcalde Macario Benítez para interesarse por el planeamiento que baraja la corporación para el Polígono Industrial El Chorrillo, al entender que su futuro podría alterar la calificación de los terrenos colindantes, dentro del suelo santacrucero. Fuentes de la citada administración confirmaron que el nuevo PGO de El Rosario mantiene la calificación de suelo industrial para esta zona.

Por su parte, miembros de la Entidad de Conservación, popularmente conocida como junta de compensación, del Polígono In-dustrial El Chorrillo explicaron que este órgano se constituyó el 21 de mayo de 1991 y descartaron cualquier recalificación del suelo, má-xime cuando "en la actualidad estamos experimentando un boom de empresas que se trasladan a aquí para abrir sus puertas".