Vivir

Sólo un hospital del SCS dispone de rehabilitación cardíaca

La Sociedad Canaria de Rehabilitación y Medicina Física critica la escasez en las Islas de programas de recuperación para enfermos cardiópatas, que reducirían la mortalidad en un 30 por ciento y el número de reingresos.
EL DÍA, Tenerife
23/nov/03 22:59 PM
Edición impresa

Sólo un centro sanitario del Servicio Canario de Salud (SCS), el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, tiene implantado un programa específico de rehabilitación de enfermos cardíacos, pese a que el primer Plan de Salud de Canarias incluía entre sus prioridades la creación de unidades de estas características en la red de hospitales públicos del Archipiélago.

La carencia de este tratamiento ha sido denunciada por el presidente de la Sociedad Canaria de Rehabilitación y Medicina Física, Guillermo Miranda, quien en una nota de prensa asegura que "sólo 82 pacientes cardiacos" se han beneficiado en los tres últimos años de esta terapia, "lo que representa un 1,2 por ciento del total de infartados, muy por debajo de la media nacional".

Según explica el especialista,"la principal causa de muerte en España, y en Canarias, es la enfermedad cardiovascular", por lo que el Ministerio de Sanidad ha elaborado un Plan Integral contra la Cardiopatía Isquémica, para los años 2004-2007, que contempla la puesta en marcha en los hospitales públicos de programas de rehabilitación y prevención secundaria dirigidos a estos enfermos.

Añade que "la rehabilitación cardiaca disminuye la mortalidad en un 30 por ciento, el número de reingresos hospitalarios, mejora la calidad de vida del paciente y aumenta la reincorporación laboral". Sin embargo, "estos programas están poco desarrollados en España, donde sólo un 2 por ciento de los enfermos cardiópatas se rehabilitan, frente al 30 a 50 por ciento que arrojan otros países europeos", indica en la nota.

De la generalización de estos programas se beneficiarían las personas que han sufrido un infarto de miocardio, patología que afectó en Canarias el año pasado a 2.228 personas, de los que 1.218 murieron por complicaciones durante el primer mes, lo que supone una mortalidad del 54,6%.

Menos médicos

La provincia de Santa Cruz de Tenerife necesita diez especialistas más en Rehabilitación y Medicina Física para cumplir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja que por cada 100.000 habitantes trabajen en el sistema sanitario público del orden de cuatro de estos especialistas. El titular de la Sociedad Canaria de Rehabilitación y Medicina Física informa en la nota al respecto que "en los últimos años, ha aumentado de forma espectacular la demanda de rehabilitación, lo que, unido al aumento población y al déficit de especialistas, ha disparado las listas de espera". No obstante, asegura que Canarias dispone sólo de 55 especialistas en Rehabilitación, 13 menos de los necesarios de acuerdo a los cálculos de la OMS, y con un reparto provincial también desigual. Así, mientras la de Las Palmas arroja una plantilla de 31 de estos especialistas, la de Santa Cruz de Tenerife cuenta únicamente con 24, por lo que requiere de 10 de estos profesionales para adecuar su plantilla a las necesidades asistenciales.