Sucesos
FUERTEVENTURA

Interceptan a 65 inmigrantes y 5 son evacuados en helicóptero


EFE, Las Palmas
24/nov/03 10:24 AM
Edición impresa

Una expedición de inmigrantes formada por 65 subsaharianos arribó ayer a la costa de Tuineje, (Fuerteventura), de donde 5 de ellos tuvieron que ser rescatados en helicóptero debido a su mal estado de salud, que hizo preciso llevarlos al hospital.

Efectivos de la Guardia Civil y de Protección Civil de Tuineje tuvieron que socorrer además al resto de los inmigrantes, todos adultos y varones, que llegaron agotados y pasaron dificultades para abandonar el lugar del desembarco y alcanzar los vehículos en que se les trasladó luego a dependencias del instituto armado, separados de la zona por acantilados.

La llegada de los inmigrantes tuvo lugar a plena luz del día, cuando, pasadas las dos de la tarde, se detectó que dos barcas se aproximaban a tierra por la zona costera conocida como playa del Caracol.

Dos patrones, arrestados

Hasta allí se desplazaron inicialmente agentes de la Guardia Civil que pudieron verificar cómo los dos patrones de las pateras en que viajaron los inmigrantes abandonaban una de las embarcaciones y emprendían camino de regreso al continente africano a bordo de la otra. La intervención de una patrullera del Servicio Marítimo del instituto armado, que inició una persecución tras darse la alarma de la huida, permitió no obstante detener a ambos patrones cuando ya estaban a unas 12 millas de la Isla.

Ante el precario estado de salud de algunos de los miembros de la expedición, se dio aviso al Grupo de Intervención y Emergencias del Gobierno de Canarias, que envió a la zona un helicóptero que rescató a cinco de ellos que sufrían hipotermia y lesiones por golpearse con las rocas y los evacuó al Hospital General de Fuerteventura, en la capital de la Isla. Al resto de los inmigrantes, al igual que los patrones de las barcas, se les trasladó inicialmente a dependencias de la Guardia Civil.

Desde allí se les llevó luego a Puerto del Rosario, donde los inmigrantes fueron entregados a la Policía Nacional para que tramite su expulsión del país, conforme a lo previsto en la Ley de Extranjería, mientras que los dos patrones fueron puestos a disposición judicial.

FUERTEVENTURA