Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
CCOO echa por tierra el convenio de hostelería firmado para la provincia tinerfeña leer

Aznar afirma, en la visita del primer ministro polaco, que la vida en Irak es ahora mejor


EFE, Madrid
26/nov/03 23:07 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, José María Aznar, afirmó ayer que la vida de los iraquíes es "sin duda mejor" ahora que antes de la intervención y subrayó que son "restos del antiguo régimen" de Sadam y "terroristas" llegados a este país los que impiden un Irak "libre, democrático y en convivencia".

Aznar, que compareció en una conferencia de prensa junto al primer ministro de Polonia, Leszek Miller, al término de la cumbre hispano-polaca celebrada en Madrid, recalcó que en Irak existe "un problema muy claro de seguridad", pero, con independencia de ello, la situación general del país "va mejorando" tanto en el abastecimiento de la población como en su vida cotidiana.

La ministra de Exteriores, Ana Palacio, afirmó el lunes que "la vida cotidiana", sobre todo en Bagdad, "está en unas condiciones peores de lo que estaba con Sadam Husein" y posteriormente precisó que lo decía "en el sentido de la luz, el teléfono, que no funcionan" y recalcó que el balance de la intervención en Irak es "positivo", con una especial importancia de la recuperación de las libertades.

En su comparecencia junto a Miller, Aznar señaló que los Gobiernos de España y Polonia comparten la misma visión de que la vida en Irak es "sin duda mejor de lo que era antes" de la intervención, porque "ya no hay un tirano" en el país, ni "campos de exterminio", ni persecuciones políticas, y también porque, "desde el punto de vista del abastecimiento y el funcionamiento" de los servicios públicos, las cosas "empiezan a mejorar". Los que no quieren un país "estable y democrático" y "los que ejercen el terror para evitarlo" son "residuos del antiguo régimen y terroristas llegados a Irak", advirtió.