Santa Cruz de Tenerife

Igueste de San Andrés, con el sello de Anaga

Los vecinos de este barrio del litoral consideran que la mejora de los accesos para acabar con su secular aislamiento es la principal demanda.
JOSÉ D. MÉNDEZ, Tenerife
29/nov/03 23:17 PM
Edición impresa

JOSÉ D. MÉNDEZ, Tenerife

Igueste de San Andrés es uno de esos barrios característicos del litoral de Anaga, marcado por la presencia del Macizo y el Parque Rural. La emigración para trabajar a Santa Cruz, del que se sienten parte, "como barrio, no como pueblo", ha llevado a un progresivo despoblamiento y al envejecimiento demográfico, que es muy probable que se acreciente en los próximos años.

Los portavoces de la asociación de vecinos Príncipe Haineto coinciden en que "los grandes problemas de Igueste son los accesos y la falta de suelo para acometer obras de infraestructura". Consideran que "falta mentalización por parte de los vecinos de que por algún lado tienen que pasar las carreteras para llegar hasta las casas. Ahora mismo pedimos una que vaya desde la subida de La Laderita o de Las Bodeguillas, en Casas de Abajo, y llegue al cementerio. También que se termine la calle para acceder a la parte alta, donde no llega la carretera. Haría falta culminar unos 700 u 800 metros". Un caso similar es el de "otra pista agrícola sin terminar, cerca de una de las granjas más importantes de Anaga, dentro del Parque Rural".

Otra "batalla" ha sido carretera desde Santa Cruz, la única vía para entrar o salir del barrio, que ha estado en obras hasta hace muy poco. Los vecinos valoran lo que se ha hecho, pero piden más mejoras en algo que consideran fundamental por la difícil orografía.

Del problema suscitado por la posible ubicación de un radar en Taborono, Príncipe Haineto asegura que "ha habido muy poca información hasta el momento y no tenemos una opinión formada" (la entrevista fue realizada antes de la reunión del pasado martes en el ayuntamiento).

Las limitaciones a la hora de edificar por la legislación especial inherente al Parque Rural hace que pidan "viviendas municipales en el barrio para que la gente, sobre todo los jóvenes, no se tengan que marchar de aquí"

El final del encuentro quedó para pedir la colaboración vecinal: "Estamos para solucionar los problemas, eso parece claro y a eso están acostumbrados, pero sí solicitamos que la gente se implique más en el movimiento vecinal".