Actualidad

Andalucía reta al Gobierno central y aprueba una subida de las pensiones

A la medida adoptada por dicha comunidad, centrada en tres decretos con ayudas sociales para un total de 285.000 familias que perciben pensiones asistenciales, se suma la oposición de otras comunidades, que también conceden dichas ayudas, en especial de Cataluña y el País Vasco.
EFE/COLPISA, Madrid
29/nov/03 14:15 PM
Edición impresa

La comunidad andaluza plantó cara ayer al Gobierno central con la aprobación, por parte del consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, de tres decretos con ayudas sociales para 285.000 familias andaluzas que perciben pensiones asistenciales, no contributivas y de viudedad, cuyo importe total será de 42,1 millones de euros, con un aumento global del 50% respecto al año pasado.

De esta forma, dicha comunidad responde a la Ley de Disposiciones Específicas sobre la Seguridad Social, aprobada el pasado jueves por el Congreso de los Diputados, con la que el Ejecutivo de Aznar pretende impedir a las comunidades autónomas complementar las pensiones mínimas. Precisamente, esta decisión del Gobierno ha provocado la oposición de diferentes comunidades.

Hasta ahora, cinco comunidades (Andalucía, Cataluña, Baleares, La Rioja, Navarra) y las tres diputaciones vascas complementan las pensiones que reciben sus ciudadanos a través de diversos métodos que van desde ayuda directas a deducciones fiscales pasando por tarjetas de débito con las que los pensionistas pueden comprar alimentos, ropa o medicinas.

En el caso de las ayudas aprobadas por la Junta de Andalucía, el consejero de Asuntos Sociales, Isaías Pérez Saldaña, dijo que no se ven afectadas por la ley aprobada el jueves en el Congreso ya que se trata de "ayudas sociales contempladas en el Estatuto de Autonomía" y dijo que el Gobierno de la nación "será el hazmerreír del Tribunal Constitucional" si vuelve a recurrir la decisión de la Junta. A su vez, la Junta anunció que no va a recurrir la ley aprobada en el Congreso.

Asimismo, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dijo que alegar el principio de igualdad para impedir a las comunidades autónomas que completen las pensiones mínimas es una actitud "cínica e irónica" con la que el Gobierno establece un "Estado de desigualdad" en vez de "consolidar el Estado de Derecho".

Mientras tanto, el consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del País Vasco, Joseba Azkárraga, consideró ayer un "error" que el Gobierno haya decidido impedir que las comunidades autónomas aprueben complementos a las pensiones no contributivas. "Nos opondremos" y "pediremos a las diputaciones forales que se opongan", afirmó.

Precisamente, las diputaciones de Vizcaya y Guipúzcoa anunciaron que seguirán complementando las pensiones.

Un cambio "lamentable"

Por su parte, el conseller en cap en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, considera "lamentable" el cambio en la ley general de la Seguridad Social aprobado. Indicó que los complementos que da la Generalitat a las personas viudas y a los pensionistas tienen por objetivo compensar el diferencial del IPC catalán y hacer una política de asistencia social.

El Parlamento de Navarra, con la oposición de UPN, aprobó ayer una moción del PSN que insta al Gobierno a desistir en los recursos de inconstitucionalidad interpuestos contra algunas leyes forales, como la de ayudas a las pensiones de viudedad, la de igualdad jurídica de las parejas estables o la de la jornada semanal de 35 horas.