Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Blázquez: "La Iglesia admite los abusos y tiene la firme decisión de erradicarlos" leer

La consejera de Sanidad asegura que la deuda del HUC proviene del Insalud

María del Mar Julios, consejera de Sanidad y Consumo y vicepresidenta del Gobierno de Canarias, afirmó ayer que la deuda del hospital tinerfeño se originó antes de asumir la comunidad autónoma las competencias sanitarias, por la firma de convenios "deficitarios", y que será resuelta por el SCS.
GLADYS PAGÉS, Tenerife
29/nov/03 23:18 PM
Edición impresa

La consejera de Sanidad y Consumo del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, declaró ayer que el déficit que soporta el Hospital Universitario de Canarias (HUC) es el resultado de los convenios "deficitarios" que el Insalud suscribió con el centro tinerfeño, lo que generó una deuda que "se ha ido arrastrando" y tendrá que resolverse "en el contexto de las situaciones deficitarias de otros hospitales".

La titular de Sanidad y vicepresidenta del Ejecutivo regional se pronunció en estos términos sobre la deuda del HUC, de unos 420.000.000 de euros (del orden de 7.000 millones de pesetas), antes de reunirse con la gerente, Encarna Campelo, y el equipo directivo del centro, tras la que inició un recorrido por sus instalaciones.

Según explicó Julios, "desde la época del Insalud, los convenios con el hospital eran deficitarios", un hecho sobre el que ha actuado el Servicio Canario de Salud (SCS), al "ir actualizando el gasto real al coste de la asistencia sanitaria", declaró.

Insistió en que "la sanidad tiene un déficit de financiación que afecta no sólo al HUC", para cuya solución es necesario que el Sistema Nacional de Salud "mejore" su contribución, "porque somos de los países europeos con una de las carteras de servicios más amplias, pero con una financiación en términos del PIB de las más bajas".

Sobre los proyectos de ampliación del Universitario, dijo que como el resto de hospitales del SCS "está sometido a un plan de modernización de sus estructuras", integrado por tres fases, de las que se ha realizado la primera e iniciado la segunda, con la construcción del edificio de actividades ambulatorias.

A estos proyectos se añadiría la construcción de un nuevo edificio de hospitalización, anunciado por el anterior consejero de Sanidad y Consumo, Rafael Díaz, actual director del SCS.

Julios señaló que para garantizar la continuidad de las obras "se ha presupuestado para este año unos 11.000.000 de euros", con independencia de los fondos que recibirá del Gobierno para hacer frente a su gasto corriente, lo que requerirán antes la negociación del convenio de gestión convenida.

En opinión de la consejera, "el Hospital Universitario de Canarias tiene una perspectiva de futuro en materia de mejora de sus instalaciones", que definió, junto a La Candelaria, como "uno de los pilares de la asistencia sanitaria" de la Isla y resto de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Aclaró que su visita responde al deseo de conocer "mas directamente la realidad de cada centro", con independencia de los contactos que los gerentes de los hospitales públicos canarios mantienen periódicamente en los servicios centrales de la Consejería.

No pudieron asistir

En cuando a los hospitales comarcales, Julios negó que las propuestas formuladas por el PSOE revistan novedad alguna y se remitió al convenio firmado por el Gobierno de Canarias con el Cabildo de Tenerife en materia sociosanitaria, que recoge "un número de camas, actividad de consultas externas, urgencias con carácter comarcal, rehabilitación, fisioterapia y quirófanos de cirugía mayor ambulatoria" en el apartado de asistencia sanitaria de ambos hospitales.

A la visita que la consejera de Sanidad al HUC no pudieron acudir los miembros del Consorcio Sanitario de Tenerife que son consejeros del Cabildo, que esa misma mañana celebraba un pleno ordinario. José Vicente González Bethencourt, del PSC-PSOE, expresó a EL DÍA su malestar por la coincidencia de la visita con la sesión plenaria, que le impidió estar presente en la reunión que la consejera mantuvo con los responsables del Consorcio, del que es miembro, lo que calificó de "una falta de coordinación". En su opinión, la deuda del HUC no debe ser achacada únicamente al Insalud, que no gestiona la sanidad canaria desde abril de 1994.