Actualidad

"Ni permito ni permitiré desequilibrios en Canarias"


JOSÉ LUIS DÍAZ, Tenerife
30/nov/03 14:15 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno, el nacionalista Adán Martín, defiende en una larga entrevista con EL DÍA los criterios de equilibrio presupuestario y de infraestructuras de su Ejecutivo y analiza otros asuntos que se han situado en primera línea informativa durante la semana que hoy termina.

?Su partido no parece que ande últimamente muy cohesionado y los mensajes que llegan a la opinión pública son contradictorios. ¿A qué se debe esta situación?

?Creo, sinceramente, que la formación política a la que pertenezco es fiel reflejo de la sociedad democrática en la que vivimos. Cada cual tiene el derecho a expresarse y ni yo ni nadie puede silenciar las diferentes opiniones. Por eso, no es que falte cohesión, sino que cada cual defiende lo que legítimamente considera lo mejor para su isla o municipio. Nuestra formación no es vertical, no es sectaria, donde el líder habla y los demás obedecen. Somos personas distintas, con mentalidades diferentes, pero que creemos en Canarias, en la unidad de Canarias, y la discusión y el diálogo es, a mi juicio, una de las grandes fortalezas de Coalición Canaria, que ha fructificado en la construcción de una Canarias plural y abierta a la sociedad. Puedo, a lo mejor, disentir en que se hayan trasladado al ámbito público ciertas cuestiones, sólo porque hay cosas que se pueden amplificar y malinterpretar y, se-guidamente, enconar. Pero estoy convencido de que vamos a llegar al entendimiento porque a CC le une, por encima de todo, el amor y el respeto a Canarias.

?¿Son compatibles las últimas manifestaciones de Zerolo con el proyecto de CC que defiende Paulino Rivero?

?No creo que ambas posturas sean incompatibles sino coincidentes. A Tenerife, como a cualquiera de las otras islas, le preocupa dimensionar sus propias infraestructuras para avanzar como sociedad. Miguel Zerolo está defendiendo la consecución lo antes posible de esas infraestructuras, y ha hecho unas reflexiones globales sobre las dificultades que la sociedad tinerfeña está teniendo para que salgan adelante algunas grandes infraestructuras, en parte, a veces, por bloqueos de la propia sociedad. No ha cuestionado el progresivo equilibrio presupuestario que estamos consiguiendo. Y Paulino Rivero está igualmente atento a las necesidades de Tenerife y, por el ámbito que ocupa en la política, a las de toda Canarias.

En cualquier caso, para evitar malos entendidos, sólo puedo hacer un llamamiento a la cordura y al diálogo, frente a cualquier reflexión o lectura prematura o poco meditada de las inversiones. En estos momentos se critica que Tenerife o Santa Cruz de Tenerife recibe menos que Gran Canaria, o que La Gomera no tiene suficientes inversiones, pero si, por ejemplo, a Tenerife le añadimos el aval del Gobierno en el Consorcio del Hospital Universitario resulta que en los presupuestos del próximo año Tenerife tiene más recursos, en global, que Gran Canaria, no muchos, pero más, y eso se lo puedo asegurar. Y si tenemos en cuenta que Tenerife tiene ahora más población que Gran Canaria, la inversión por habitante aún es más equilibrada en la próximos Presupuestos. Por ello quiero dejar bien claro que el Gobierno de Canarias representa a toda Canarias y no a una isla en concreto. Y lo que es absolutamente cierto es que todos los canarios vamos a progresar de forma equilibrada, con los mismos servicios e infraestructuras.

?Explíquenos el porqué de la tendencia de su gobierno y del anterior a favorecer a Gran Canaria en todos los aspectos: empleo, obras públicas, sanidad...

?Eso no es cierto, en absoluto, tajantemente no. Más que una afirmación demostrable, eso es un prejuicio. Ni permito ni permitiré desequilibrios en Canarias. No es cierto que se favorezca a Gran Canaria en detrimento de Tenerife. Lo que suele ocurrir, como ha sucedido en años anteriores, es que una isla o un ayuntamiento analiza los presupuestos quedándose con las grandes cifras, pero sin examinarlos en detalle, ni mirando al pasado ni lo que hay proyectado en el futuro. Es decir, hay partidas que benefician a Santa Cruz de Tenerife o a Las Palmas de Gran Canaria y no se consignan en esos municipios porque son proyectos insulares, o regionales. Así, por ejemplo, los fondos destinados a promoción turística, directrices de ordenación, ayudas a empresas públicas y privadas, ayudas a familias e instituciones o el gasto en informática no pueden, a priori, ser insularizados, hasta que no se conozca su destino, a medida que se vaya ejecutando el presupuesto. El presupuesto está absolutamente equilibrado y ese equilibrio territorial, la estabilidad y el rigor presupuestarios, la mejora del control y la eficiencia del gasto han sido los principios rectores de este presupuesto y de los anteriores.

Además, cabe recordar que en la legislatura pasada, con la aprobación de los planes sectoriales, conjuntamente con cabildos y ayuntamientos, se definían las necesidades de cada isla con una financiación plurianual de las mismas. ¿Y Ud. cree que si hubiera desequilibrios los hubieran firmado los siete presidentes insulares, que son de todos los colores políticos? Ellos son la garantía de que hay justicia y equilibrio en los repartos. Luego, ¿dónde está el desequilibrio? Al final, y lo he repetido hasta la saciedad, todos vamos a llegar a la misma meta, unos la cruzarán antes en algunas cosas, otros en otras, pero todos llegaremos por igual. Por ello, creo, sinceramente, que se debe mirar la evolución temporal de los presupuestos, año a año, porque de ese modo quedan perfectamente justificadas las inversiones en unas u otras islas o municipios. Por lo tanto, que nadie piense que se beneficia a una isla o a un municipio frente a otro, porque no es cierto, y además nunca lo permitiría, ni nadie del Gobierno que presido. Únicamente se está ha-ciendo un uso racional de los recursos primándose donde haya más necesidades. Es una cuestión de lógica.

Planes sectoriales

?Mauricio ha avanzado que se modificarán los planes sectoriales para adaptarlos a la realidad de los Cabildos. ¿Cuándo usted los negoció, después de varios años, no se ajustaban a la realidad o es que, a pesar de todo, fueron apresurados?

?Mauricio dice lo mismo que dije yo cuando, bajo mi responsabilidad como consejero de Economía y Hacienda, se aprobaron los planes sectoriales, en el año 2001 y 2002. Entonces manifesté que los planes se aprobaban, pero que necesitarían ajustes, y eso es lo que, ni más ni menos, ha expresado el consejero. En la anterior legislatura, me tocó la dura tarea de elaborar, con el consenso de las corporaciones insulares, la planificación de las actuaciones necesarias para las Islas en materia turística, agraria, sociosanitaria, equipamiento cultural, mejora de la red viaria, conservación de carreteras, del patrimonio histórico, depuración de aguas residuales, potenciación de zonas comerciales abiertas, tratamiento de residuos?Lo que hicimos fue detectar las necesidades y prever acciones a contemplar de forma planificada en una serie de años en los presupuestos de la Comunidad Autónoma, de forma ordenada y racional. Todas las islas van a ver o ya están viendo cómo, poco a poco, cristalizan los proyectos que han establecido en los planes y programas sectoriales. La política de planificación sectorial acaba con la improvisación y las presiones circunstanciales; se reconocen las singularidades y la asimetría de partida de cada isla para lograr la convergencia entre las mismas; hay una mayor transparencia en el gasto, clarificando el destino y las políticas prioritarias pactadas con los propios gobiernos insulares; y se garantiza el equilibrio interinsular y la suficiencia económica de las actuaciones propuestas.

Apoyo electoral

?¿Cree usted que la política de permisividad favorable a Gran Canaria por parte de su gobierno les va a favorecer en votos en Tenerife en marzo de 2004? Porque en la calle se dice que no, se dice que le voten en Gran Canaria.

?Creo que las encuestas dicen lo contrario, que tenemos el apoyo de muchos votantes y, entre ellos, de Tenerife. El Gobierno que me ha tocado presidir no es Gran Canaria ni Tenerife, es Canarias. Y creo que me conocen lo suficiente, y lo he demostrado, que voy a trabajar con tesón, honestidad y esfuerzo por la construcción de un futuro justo y equilibrado para Canarias, por Tenerife, por Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, El Hierro, Fuerteventura y La Gomera. Por todas y cada una de las islas canarias. Ya es hora desterrar antiguas fricciones insulares. Estamos en el siglo XXI y debemos ser una sociedad moderna, avanzada, competitiva, solidaria, ya no sólo con el exterior, sino con nosotros mismos, y sólo desde la unidad lograremos ese objetivo, eso sí, reconociendo la diversidad de cada isla y dando soluciones adaptadas a nuestras respectivas realidades insulares. El progreso pasa por la consolidación de un espacio único de Canarias en el ámbito cultural, económico y social. Porque unidos seremos más competitivos frente al exterior. Y porque juntos podemos hacer frente mejor a los problemas individuales de cada isla y lograr mayor bienestar y calidad de vida para los canarios. Y desde luego, CC es la única fuerza política con siete pilares, las siete islas, que está diseñada exclusivamente al servicio de Canarias y, desde luego, el único altavoz de Canarias que podemos tener en Madrid.

?Hemos oído siempre que el equilibrio inversor se logra al final de un determinado ciclo. ¿Cuándo termina el ciclo actual a favor de Gran Canaria.