Internacional

Asesinados en Irak 7 agentes del CNI en el primer ataque masivo contra españoles

Los miembros de los servicios secretos españoles viajaban en dos vehículos civiles que fueron atacados con granadas RPG-6 y con fusiles Kalaschnikov. La emboscada tuvo lugar cuando se trasladaban desde Bagdad hacia el sur del país y fueron asaltados en Lutayfijyah sobre las 12:45 hora canaria.
EFE, Madrid
30/nov/03 23:19 PM
Edición impresa

Siete agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) fallecieron ayer en Irak y uno resultó herido leve en un atentado terrorista cuando cumplían una misión de reconocimiento días antes de que cuatro de ellos fueran a regresar a España.

Según informó el ministro de Defensa, Federico Trillo, en una declaración institucional, los miembros de los servicios secretos españoles viajaban en dos vehículos civiles que fueron atacados con granadas RPG-6 y con fusiles Kalaschnikov.

La emboscada tuvo lugar cuando los agentes del CNI se trasladaban desde Bagdad hacia el sur del país y fueron asaltados en Lutayfijyah a las 15:45 hora iraquí (12:45 hora canaria) en una zona de responsabilidad norteamericana.

El ataque causó la muerte de siete agentes y heridas leves a José Manuel Sánchez Riera, la única identidad que se facilitó hasta la noche de ayer.

Según relató el ministro, los ocho españoles reconocían la zona, ya que cuatro iban a retornar a España y ser relevados próximamente, mientras que el resto permanecería en el país tras "establecer los adecuados contactos".

Trillo viaja a Bagdad

Trillo, que anoche viajó a Irak junto con el director del CNI, Jorge Dezcallar, para ocuparse de la repatriación, atribuyó la acción al "terrorismo".

El titular de Defensa resaltó la labor "por la paz y la seguridad" que desempeñaban los funcionarios y, en nombre del Gobierno, pidió "a todos los ciudadanos de buena voluntad la máxima solidaridad con estos servidores del Estado y con sus compañeros".

Trillo y Dezcallar fueron quienes comunicaron la noticia al Rey Juan Carlos, al presidente del Gobierno, José María Aznar, y a los diferentes partidos políticos.

Don Juan Carlos manifestó su profundo dolor y pesar por la muerte de los siete funcionarios del CNI y transmitió sus condolencias a los familiares, al igual que el presidente de Estados Unidos, George Bush, y el de la Comisión Europea, Romano Prodi, quienes hablaron por teléfono con Aznar para trasladarle su pésame.

José Luis Rodríguez Zapatero, líder del PSOE, también condenó el ataque mortal, que se ha producido "en un día de dolor, de luto para todo el país, para todos nosotros", a la vez que manifestó su apoyo a las familias y su solidaridad plena con las Fuerzas Armadas.

Rodríguez Zapatero eludió hacer cualquier juicio político sobre este hecho, aunque puntualizó que su posición sobre el conflicto de Irak es ya conocida.

La condena de Adán Martín

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, aseguró ayer que lamenta "profundamente" el asesinato de los siete españoles que, dijo, "estaban en este país para garantizar la tranquilidad de la población".

El secretario general de los socialistas canarios, Juan Carlos Alemán, manifestó su solidaridad con las víctimas y sus familiares y dijo que en este momento es necesario apoyar a las Fuerzas Armadas españolas.