Internacional

Miles de manifestantes rechazan el plan de división federal de Moldavia


EFE, Moscú
1/dic/03 23:21 PM
Edición impresa

EFE, Moscú

Miles de manifestantes rechazaron ayer en Chisinau el plan de división federal de Moldavia promovido por Moscú, que intenta perpetuar la presencia militar rusa en la región separatista moldava de Cisdniester.

La protesta reunió a unas 50.000 personas, según el bloque opositor convocante "Nuestra Moldavia", en la mayor manifestación de los últimos años en esa república ex soviética, que se produce días después de que Chisinau (obligado por la presión popular) rechazara el plan ruso para presentar su examen ante instituciones europeas.

Según los nacionalistas moldavos, el plan federalista, auspiciado por el presidente ruso, Vladímir Putin, convertiría de hecho al Cisdniester en un "protectorado" de una Rusia deseosa de contrarrestar la ampliación de la OTAN hacia el este de Europa.

"Abajo la federación", "queremos entrar en la OTAN", "unidad" y "fuera el ejército de ocupación" fueron algunos de los gritos escuchados en la manifestación, que también atacó al gobierno comunista moldavo, al que acusó de ser un lacayo de Moscú.

Los opositores pidieron la dimisión del presidente pro ruso, Vladímir Voronin, y amenazaron con crear en Moldavia el mismo escenario de revuelta popular que hace una semana derribó al jefe del Estado, Eduard Shevardnadze.

En un mitin, Yuri Roshka, líder del Partido Popular moldavo, puso de manifiesto que, de ser aceptado el plan presentado por Moscú, Moldavia "quedará bajo la ocupación rusa".