Venezuela

Los antichavistas recogen 2.200 firmas en Tenerife

La recogida de firmas realizada en la Alameda del Duque Santa Elena para impulsar el referéndum revocatorio contra la gestión del presidente venezolano, Hugo Chávez, transcurrió con total normalidad y sin sobresaltos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
1/dic/03 23:23 PM
Edición impresa

En el transcurso de una jornada festiva, la Coordinadora Democrática antichavista de la Isla de Tenerife recogió ayer 2.201 firmas en las mesas dispuestas para la recogida de rúbricas en contra de la gestión del presidente Hugo Chávez Frías, situadas en la entrada de la Alameda del Duque Santa Elena en horario de 10:00 hasta las 18:00 horas.

Una vez que concluyó el periodo de recogida de firmas, los presentes, unos 300 venezolanos y simpatizantes de todas las edades, aplaudieron con satisfacción el anuncio dado por la organización mediante megáfono.

Durante las jornadas de mañana y tarde, los simpatizantes fueron llegando a su cita anunciada de forma escalonada y con la aspiración de que sus firmas pudieran sentenciar la salida del presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, del Gobierno.

La nota más destacada del día fue que los grupos chavistas no hicieron acto de presencia para "reventar" la iniciativa, por lo que la jornada transcurrió dentro del buen orden social que "una fiesta como esta" se merecía, destacaron integrantes de la Coordinadora Democrática, que volvieron a incidir en que lo importante de la jornada era que transcurriera con total normalidad y sin sobresaltos, como no ha sucedido en actos anteriores.

Uno de los representantes de la iniciativa destacó que "nuestra intención fue que todo saliera en perfecto orden, en paz y que se hiciera lo más profesional posible. Creo que lo hemos logrado". Otro de los firmantes se mostró igualmente satisfecho y aseguró que el hecho de que no hayan aparecido los grupos chavistas "quiere decir que el camino que ellos han utilizado en anteriores ocasiones ha sido el equivocado, ya que lo único que han pretendido es molestar e insultar a los que tenemos derecho a manifestarnos en contra del presidente Chávez".

Lo cierto es que, a pesar de los 2.201 firmantes, la organización se quedó con un sabor agridulce, ya que esperaban algunas rúbricas más. Estos números, no obstante, son "buenos" y hay que destacar que por problemas de logística e infraestructura no se pudo alcanzar las 4.000 firmas que inicialmente había previsto la organización.

Una mala información

La Coordinadora Democrática achacó a la mala información el hecho de que un mayor número de venezolanos no se desplazara del norte y sur de la Isla para cumplir con la convocatoria. Dichas informaciones aseguraron que las firmas fuera de Venezuela no tenían validez ninguna, "algo que no se ajusta a derecho", según declaró José Moisés Fernández, integrante de la organización.

El referendo revocatorio que se realizó en Venezuela dejó la duda de que las firmas recogidas en el exterior del país tuvieran validez o no. Para el Estado, el no rotundo, pero para las coordinadoras revocatorias, los venezolanos que viven en el exterior del país tienen los mismos derechos. Según explicó Fernández, "dicen que las firmas internacionales no tienen ninguna validez, pero lo cierto es que es un derecho constitucional. Ni el presidente de la República puede estar por encima de la Constitución, su Constitución, así que nosotros estas firmas las vamos a validar ante notario".

A las 17:00 horas se alcanzaron las 2.000 firmas, momento en que se anunció por megafonía, y a las 18:00 horas, hora de cierre de las mesas, se contabilizó la cifra final, las 2.201 rúbricas que deja medianamente satisfecha a la Coordinadora Democrática.