Internacional

EEUU creará un grupo paramilitar en Irak para combatir el terrorismo

Entre 750 y 850 combatientes integrarán la nueva milicia de iraquíes que Washington desea crear en Bagdad y sus alrededores. En una nueva jornada de violencia, ayer fue atacada con fuego de mortero la base de los militares hondureños desplegados en el país pertenecientes a la brigada liderada por España.
EFE, Washington/Nayaf
4/dic/03 23:31 PM
Edición impresa

EFE, Washington/Nayaf

Los mandos civiles y militares estadounidenses en Irak han aprobado la formación de una unidad paramilitar compuesta por milicianos de cinco partidos políticos de ese país, informó ayer el diario "The Washington Post".

Los cinco partidos contribuirán con entre 750 y 850 milicianos para un batallón de lucha contra la guerrilla dentro del Cuerpo de Defensa Civil Iraquí, que operará inicialmente en Bagdad y sus alrededores, según el Post.

"Los soldados de las fuerzas especiales de Estados Unidos trabajarán con este batallón, cuyas operaciones serán supervisadas por un mando militar encabezado por oficiales estadounidenses", precisa el Post.

La Autoridad Provisional de ocupación, que encabeza el embajador Paul Bremer, inicialmente se había opuesto a la idea de integrar en la nueva fuerza armada iraquí a miembros de las milicias partidistas.

"Los jefes de los partidos consideran que la formación de la fuerza paramilitar es un reconocimiento de que la estrategia estadounidense de apoyarse en la policía y la defensa civil iraquíes no ha sido suficiente para restablecer la seguridad", agrega el diario.

La formación de un batallón es mucho menos que lo esperado por los jefes de los partidos políticos dispuestos a aportar milicianos, pero, según el Post, ya ha sido suficiente como para preocupar a algunos miembros del Consejo de Gobierno Iraquí designado por EEUU.

La intención de los norteamericanos es terminar con actos de terrorismo como el que tuvo lugar ayer contra tropas hondureñas.

Las fuerzas hondureñas destacadas en las afueras de la ciudad chií de Nayaf, en el sur de Irak, fueron atacadas ayer con fuego de mortero, sin que se registraran daños personales.

Cuatro granadas fueron lanzadas con morteros de 82 milímetros la pasada madrugada contra la Base Tegucigalpa, en la que se encuentran los soldados hondureños.

Dos de los proyectiles impactaron dentro del perímetro de la base y otros dos no alcanzaron el cuartel, informaron fuentes militares españolas.

Al amanecer una patrulla de reconocimiento de la brigada multinacional allí destacada inspeccionaron la zona y encontraron los restos de los proyectiles.