La Laguna

Algunas ideas sobre el Plan Especial de Protección del centro histórico de La Laguna (II)


4/dic/03 14:33 PM
Edición impresa

SI POLÍTICA es lo relativo a la "Polis" (ciudad de la antigua Grecia), es claro que el hombre, animal político por excelencia según la definición aristotélica, y más concretamente los políticos que gobiernan la ciudad por mandato popular, que no otra cosa es la democracia, deben atender prioritariamente a los intereses superiores y generales de la misma.

Afortunadamente, se ha encargado el Proyecto a un equipo multidisciplinar competente que preside la Arquitecto Doña María Luisa Cerrillos, de acreditada competencia, que ha intervenido también en otros Planes Especiales de Cascos Históricos de Centro y Sudamérica. En principio ha atendido la demanda de progreso de la ciudad con respeto a la tradición en la medida de lo posible y permitiendo una edificabilidad y volumetría superior a la prevista inicialmente en el Prediagnóstico e inferior a la del Plan General que hará que el Centro Histórico sea no solamente habitable, que debe ser lo prioritario, sino también que tenga una función de infraestructura cultural, monumental, histórica y comercial y no ha primado el número de habitantes por metro cuadrado, aunque se aumenta, sin incrementar la volumetría hasta los límites del Plan General.

Bajo estas premisas y retocando algunas calificaciones de inmuebles que a mi juicio no tienen mayor relevancia, se permite el remozamiento de la ciudad para que sea una ciudad viva y no una "civitas mortua" llamada, de no prosperar este Plan ambicioso y viable, a su decadencia progresiva, a una muerte lenta y anunciada.

Otro apartado a tener muy en cuenta son las facilidades burocráticas teóricas, ventanilla única (ya veremos en la práctica), la agilización de trámites, teniendo en cuenta la teoría del silencio administrativo positivo para el otorgamiento de licencias y la rebaja de las tasas o impuesto de edificación, que en la actualidad son más altas incluso que las de la vecina capital de Santa Cruz de Tenerife, lo que no se concibe, incluso en otros impuestos o tasas como el abastecimiento de agua de la ciudad y otros, por lo que debe procederse, al menos por razones de equidad, a bajarlas o cuando más a equipararlas, dado que forma parte la ciudad del Área Metropolitana en la que debe integrarse.

También es de desear que se protejan las casas calificadas, al menos en la tres primeras calificaciones (ahora quedan reducidas a las cinco) proponiendo un aumento en las bonificaciones de valores de la base imponible y de la tributaria, que recientemente se han actualizado al alza en la revisión catastral del pasado año y que ha entrado en vigor en el presente, con un alza considerable y progresiva durante diez años, en un cuatrocientos o quinientos por ciento, fraccionado en diez años, aunque el incremento del diez por ciento anual, nos parece gravemente lesivo para la incentivación de la rehabilitación de inmuebles y su propio mantenimiento, aparte el incremento anual en la cuota tributaria que se ha establecido este año en un dos por ciento o similar, que por su tipo de edificación, en su gran mayoría piedra y tierra y carpintería en techos y cubiertas con tejado de teja árabe o canaria, implican un coste adicional o sustantivo de mantenimiento muy alto, tanto por lo que se refiere a las cubiertas como el resto del inmueble.

Afortunadamente la Ley de Fundaciones y de Mecenazgo del Estado, abre nuevas posibilidades de desgravación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, de Sociedades y de Patrimonio, pues la Disposición Adicional Primera, apartado 3, ha modificado el artículo 55.5 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, introduce una deducción para el supuesto de la rehabilitación de edificios, el mantenimiento y reparación de sus tejados y fachadas, así como la mejora de infraestructuras de su propiedad situados en el entorno que sea objeto de protección de las ciudades españolas o de los conjuntos arquitectónicos, arqueológicos, naturales o paisajísticos y de los bienes declarados Patrimonio Mundial por la Unesco (como es el caso de La Laguna), lo que supone una ampliación relevante en cuanto a las intervenciones y gastos que puedan dar lugar a deducciones, lo cual constituye un alivio para los propietarios y un incentivo para los inversores y promotores, por lo que en definitiva va en la línea de dar vida y calidad a la ciudad sin mengua de sus valores históricos.

Se echa de menos por otra parte el acercamiento de la Universidad a la ciudad universitaria por autonomasia, pues no hay que olvidar que el primer Instituto General y Técnico de Canarias estuvo y está en La Laguna, el actual Instituto Cabrera Pinto, único en el Archipiélago, donde se educó entre otras personalidades eminentes, nada menos que D. Benito Pérez Galdós, D. Antonio Rumeu de Armas y muchos más, y que también ostentó hasta hace muy pocos años la única Universidad de Canarias, la Universidad de La Laguna, y que deriva históricamente de la antigua Universidad de San Fernando, en el viejo caserón de San Agustín de los Jesuitas, donde por cierto inicié mis estudios de Derecho, hoy sede de la Real Sociedad Económica Amigos del País, y de Doctores y Licenciados y que ha sido objeto de un Proyecto de remozamiento y edificación, que ubicaba también el Primer Ciclo de Derecho y la Facultad de Química; y también enfrente, en el actual Palacio de Lercaro, tenían su sede el resto de la Facultad de Derecho, es decir el Segundo Ciclo y la de Letras, hasta que se trasladó a la nueva Universidad ubicada en la actual Avenida de la Trinidad, próximo al Padre Anchieta, donde se preveía construir el nuevo Hospital y existen actualmente varias Facultades, y posteriormente al nuevo Campus de Guajara.

Pues bien, en toda ciudad universitaria debe haber, por lo menos algunas sedes de la Universidad y aquí sólo contamos con el edificio, poco afortunado por cierto (la llamada "Pagoda"), del Rectorado, aunque tenemos como edificio universitario la sede de la Universidad a Distancia (UNED), en la antigua casa de Benítez de Lugo, pero hay que ampliar el espacio universitario que le devolvería la vida universitaria a la ciudad, y además como Centro de Congresos Científicos, muchos de ellos relacionados con el Astrofísico de Canarias.

También hay que considerar el turismo de calidad que busca precisamente contacto con la cultura y con la historia y los monumentos del pasado que hablan por sí mismos, como la actual Exposición de Arte Flamenco de Lumen Canariense, estableciendo líneas entre el Casco Histórico y los puntos turísticos más importantes de la Isla, tanto en el Norte como en el Sur.