Sucesos

Ingresa en prisión otro acusado de dirigir el alijo de cocaína de "Doña Rosa"


EFE, Pontevedra
4/dic/03 10:25 AM
Edición impresa

EFE, Pontevedra

Joaquín Agra, del clan arosano de los Panarros, ingresó la pasada madrugada en la prisión pontevedresa de La Lama por su presunta vinculación con dos alijos de cocaína, después de que se entregara el martes en Madrid a la Policía Nacional, informaron fuentes de la investigación.

Sobre esta persona pesaba una orden de busca y captura, dictada por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Villagarcía de Arosa, José Antonio Vázquez Taín, tras haber eludido el cerco policial en la denominada "operación Farol", en la que fueron intervenidos 1.500 kilos de cocaína y detenidas 13 personas.

Joaquín Agra se entregó en la tarde del martes en Madrid a la Policía Nacional y, posteriormente, fue trasladado a las dependencias judiciales de Villagarcía, desde donde fue enviado a la prisión de La Lama.

El juez de Villagarcía acusa a este miembro del Clan de los Panarros de dirigir, junto con Ramón Somoza, el alijo del "Doña Rosa" y otro de 3.300 kilos de cocaína, intervenidos en junio del pasado año a bordo del pesquero "Caridad".

"Operación Farol"

La "operación Farol" fue llevada a cabo por el Servicio de Vigilancia Aduanera en colaboración con la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (Udyco) del Cuerpo Nacional de Policía a instancias del titular del Juzgado de Instrucción Número Uno de Vilagarcía, José Antonio Vázquez Taín. Este dispositivo se inició con el abordaje del pesquero "Doña rosa" a 2.000 millas de Canarias y que el 25 de noviembre atracó en la Base Naval de Las Palmas.

En esta actuación en alta mar, las fuerzas de seguridad detuvieron a los nueve tripulantes que iban a bordo del barco, todos ellos de origen venezolano, que transportaba la droga hacia las costas gallegas.

Paralelamente, la Policía detuvo en tierra a otras cuatro personas, entre las que estaba el capo gallego Ramiro Somoza, reclamado por la justicia desde 1994.

Somoza fue también el responsable de la operación que se saldó con la intervención de tres toneladas de cocaína el pasado mes de julio en el barco "Caridad C".