La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unicaja y Liberbank confirman que estudian su fusión leer

Algunas ideas sobre el Plan Especial de Protección del centro histórico de La Laguna (y III)


5/dic/03 14:33 PM
Edición impresa

CREEMOS SINCERAMENTE que la traza de la plaza del Adelantado, que es la fundacional del adelantado D. Alonso Fernández de Lugo, donde está la ermita de San Miguel Arcángel o de las Victorias, debe conservarse; y en esto discrepamos de la teoría del Plan que supone nada menos que la demolición íntegra del Palacio de Justicia, edificio arquitectónico sobrio, con balcón neocanario corrido en la tercera planta y amplios ventanales enmarcados todos en toba volcánica roja, con el escudo de justicia, así como el patio interior cubierto, imitando al patio del viejo Ayuntamiento de la Calle La Carrera, la Casa del Corregidor, remozado, respetando el estilo de la época siendo el Arquitecto Municipal el Sr. Machado, y cuyo palacio de Justicia presenta en fachada revestimiento de toba roja y arcos en soportales sobrio, del estilo del propio Ayuntamiento en su fachada noble.

También creo que merecen un respeto los soportales de piedra azul, fachada noble del Ayuntamiento, de la época de Fernando VII, del año de gracia 1816, y obviamente su escalera noble, con el resto del edificio que surgió a partir de la misma pauta que siguieron los nuevos edificios del entorno de la Plaza, de los años cincuenta y sesenta, como puede ser el edificio de la Telefónica, el del Mercado Municipal, antigua Recova y el propio Palacio de Justicia, que tienen todos un estilo sobrio y formal que forma parte integrante de la fisonomía urbana de La Laguna desde hace más de cuatro o cinco décadas y que también se pretenden demoler estos dos últimos ?que derroche para el erario público, que somos todos los contribuyentes?, para retranquearlos, permitiendo la edificación a dos alturas, resaltando así la ermita fundacional de San Miguel, pero sin que suponga ningún beneficio notable para el recinto de la Plaza, que sí debe extenderse a las Calles adelañas y peatonalizarlas, quitando la circulación, o al menos de dos de las vías, la paralela a la ermita y la paralela al edificio recuperado por la Caja de Ahorros.

Creemos que a pesar de no ser una ciudad del Norte de la Península como Santiago de Compostela y todas las Plazas Mayores, sin embargo tanto por su climatología, su altura sobre el mar, su pluviometría y su extrema humedad medioambiental, no es errónea la política que en su día se siguió, al menos en determinados puntos de la ciudad, como puede ser precisamente el entorno fundacional de la Plaza del Adelantado, que se mantengan los soportales, pero soportales de calidad, manteniendo los edificios actuales como puede ser la pared del Convento de las Monjas Catalinas y la de la casa recién restaurada de Caja Canarias, y el propio hotel Nivaria, que fue la mansión del Marqués de Celada y la casa anexa del Beato Padre Anchieta , en la que por cierto hubo un convenio suscrito en Sao Paulo, Brasil, fundada por el mismo, con la Orden Jesuitica, para establecer una fundación memorial del Padre Anchieta, incluso con traslado de la biblioteca y de otros recuerdos del fundador, quedando postergado tal convenio.

La recuperación y ensanche de plazas en la ciudad, como la del Juego de los Bolos en la Concepción y la de la Catedral, me parece una gran política arquitectónica y urbanística.

Por último, debe suprimirse pero ya, sin esperar a la aprobación del Plan, el paso de vehículos pesados, especialmente de guaguas de gran tonelaje y camiones, por algunas de las Calles muy estrechas, absolutamente insuficientes y que no están trazadas para vehículos de estas características, como por ejemplo la Calle Tabares de Cala, produciendo movimientos microsísmicos que van a dar al traste con los viejos edificios que aún perduran de dos o tres plantas, algunos catalogados como el de la Real Sociedad Económica y la casa de D. Eduardo Pérez Ascanio, antigua Gerencia de Urbanismo, que forman una estrechez considerable, y que apenas puede pasar una guagua y una persona, que puede ser aplastada en cualquier momento, pues la calzada tiene escasamente tres metros y la acera entre cuarenta y cincuenta centímetros, buscando otra solución alternativa como por ejemplo dejando la parada en la Plaza del Cristo y que la gente camine un poco o bien estableciendo una vía de Ronda por el Norte, pues en definitiva hay que prevenir el mantenimiento de los edificios.

También se considera muy positivo para la ciudad y la realidad actual de los numerosos Congresos que tienen lugar en la misma, la puesta en marcha de nuevas y amplias Salas de Convenciones y la creación de nuevos Hoteles, que además como ciudad Patrimonial debe contar con uno o dos hoteles de superior categoría y también con una serie de hoteles medianos como existen en otras ciudades antiguas porque realmente hay una crisis grande de establecimientos hoteleros en la ciudad.

Esperemos que el Plan Especial de Protección del Centro Histórico de La Laguna, sometido a una amplia exposición detallada en varios foros como el universitario, religioso (aportación del Obispado), cultural, vecinal, de asociaciones, de las sociedades más significativas de la ciudad como pueden ser La Universidad, el Ateneo, el Orfeón, el Casino, etc. pueda dar bastante luz y suministrar nuevas ideas que puedan recogerse en el nuevo Plan para consensuarlo y para que la vieja Aguere sea una ciudad habitable y con futuro esperanzador. Si eso no lo hacemos entre todos, y todos somos responsables en mayor o menor medida, habremos perdido el presente y lo que es peor, el futuro y las nuevas generaciones, con razón, nos lo demandarán.

Que el sentido común, que a veces es el menos común de los sentidos, impere al final y se redacte un Plan viable con protección de nuestros valores culturales e históricos y monumentales pero promocionando la ciudad y dando vida a la misma.