Sucesos

El SUP dice que al Puerto de la Cruz le faltan más de cien policías nacionales

El sindicato mayoritario del Cuerpo Nacional de Policía recordó ayer que la Comisaría del Puerto de la Cruz-Los Realejos es "la más deficitaria del Estado", pues cuenta con un funcionario por 42.000 habitantes. También denunció que esta dependencia "sufre el más absoluto abandono" de Interior.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/dic/03 10:25 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) recordó ayer que la Comisaría del Puerto de la Cruz-Los Realejos es "la más deficitaria del Estado" en cuanto a la ratio de funcionarios por número de habitantes. Asimismo, consideró que esta dependencia policial "necesita urgentemente más de cien policías nacionales" para atender la seguridad ciudadana de la zona.

Para esta organización sindical, la Comisaría del Puerto de la Cruz-Los Realejos sufre "el más absoluto abandono" por parte del Ministerio del Interior y de la Delegación y la Subdelegación del Gobierno en Canarias. El SUP manifestó que esta situación se mantiene desde 1996. En este año esta zona del norte de Tenerife contaba con 105 policías nacionales, cifra que se ha reducido a los 72 funcionarios que tiene en la actualidad. Por lo tanto, según el sindicato, el déficit de policías con respecto a la relación de puestos de trabajo es de 51 funcionarios. Sin embargo, desde el punto de vista de la organización sindical esta cifra no es suficiente, pues el Cuerpo Nacional de Policía da cobertura en los municipios del Puerto de la Cruz y Los Realejos a 65.500 habitantes de derecho y 22.000 de hecho, por lo que deberían prestar sus servicios en la zona un total de 190 agentes. Aseguran que esta situación ha sido puesta en conocimiento de la Subdelegación del Gobierno, pero que sus responsables" no se implicaron ante Interior".

A juicio del SUP, en la actualidad hay un funcionario por cada 42.000 habitantes y un vehículo policial para toda la zona que, a veces, hay que detraer para servicios urgentes y que muchas veces actúa con un solo funcionario.

Esta escasez, subrayan los responsables sindicales, hace que desde la Policía Nacional se solicite la colaboración de la Local para custodiar la seguridad y los calabozos de la Comisaría.

Quejas ciudadanas

El SUP criticó además que la escasez de personal provoca colas en la tramitación de documentos que "han suscitado quejas de los ciudadanos". En su opinión, en cuanto a las denuncias y atención al ciudadano, la comisaría funciona con escasos recursos humanos y carece de una planificación y una organización adecuadas. Asimismo, afirma también que hay unos 250 expedientes de expulsión sin acabar, pues el grupo de Extranjería y Documentación carece del personal suficiente.