Dinero y Trabajo

Noviembre dejó 1.789 nuevos parados en Canarias y una tasa del 11,6%

La peor parte se la llevó la provincia tinerfeña, con 1.085, si bien en cifras absolutas Las Palmas registra 11.090 desempleados más que las Islas Occidentales y su índice es superior en 1,86 puntos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/dic/03 23:34 PM
Edición impresa

El número de parados registrados en las oficinas de Empleo del Inem en Canarias al término del mes de noviembre aumentó en 1.789 personas en relación con el mes anterior, con lo que el número de desempleados se situó en 101.374, cifra que equivale a una tasa del 11,65%, casi tres puntos por encima de la media nacional (8,98) y la quinta más elevada de las 17 autonomías.

En consecuencia, las Islas recuperan niveles similares a los computados por la EPA del segundo trimestre del año y vuelven a romper la barrera sicológica de los 100.000 parados, cifra no superada desde finales de los noventa.

Por comunidades, el paro subió en catorce, encabezadas por Baleares (9.796) y Andalucía (5.535) y sólo bajó en nueve de las 52 provincias. Al finalizar noviembre las tasas más altas de paro correspondían a Extremadura (13,42%), Asturias (12,24%), Galicia (11,77%), Andalucía (11,74%) y Canarias (11,65%).

Según datos del Ministerio de Trabajo, y en términos relativos, el aumento del paro en Canarias en noviembre fue del 1,80% respecto a octubre, mientras que en el conjunto del Estado se incrementó en un 1,94%. El paro subió en las dos provincias canarias, especialmente en Santa Cruz de Tenerife (2,46%) y en menor medida en Las Palmas (1,27%). La tasa de paro de la provincia tinerfeña se situó en el 10,69%, porcentaje que equivale a 45.142 demandantes de empleo, frente al 12,55% de Las Palmas, que suma 56.232.

En relación con noviembre de 2002, el paro en Canarias aumentó en 6.413 personas (6,75%). En los tres años anteriores el paro registrado en noviembre varió en las siguientes proporciones: en 2000, bajó un 2,96%; en 2001, bajó un 3,83% y en el 2002 subió un 1,47%. El paro masculino se situó a finales del mes pasado en 44.604 y aumentó sobre el mes anterior en 1.173 (2,70%), mientras que el femenino se cifró en 56.770, por lo que subió en 616 (1,10%) sobre octubre.

Al final del mes de noviembre, la tasa de paro masculino era del 8,57% y la femenina del 16,23%.

Por sectores, el paro registrado varió en las siguientes magnitudes: en Agricultura bajó en 26 (-1,21%); en Industria creció en 36 (+0,72%); en Construcción aumentó en 344 (+2,32%); en Servicios subió en 1.374 (+2,15%) y en el colectivo sin empleo anterior se incrementó en 61 (+0,44%).

El paro de los jóvenes menores de 25 años disminuyó en noviembre en 102 personas (-0,65%). Sobre noviembre del año anterior el paro de los hombres menores de esa edad aumentó en 539 personas y el de las mujeres en 61.

El número de contratos en noviembre se elevó a 54.754, exactamente 15.844 menos que en el mes de octubre. De ellos, 5.593 fueron indefinidos, lo que supone un descenso de 1.572 respecto al mes anterior.

El sindicato CCOO acusó ayer al Gobierno de Canarias de hacer las cosas "mal y rápido" en relación con las políticas de empleo, lo que atribuyó a la "bisoñez" de los responsables de la Consejería de este área o a "su profundo desconocimiento técnico". La citada organización sindical afirma en un comunicado que los datos referidos a noviembre reflejan "un proceso negativo en el ámbito de las relaciones laborales" en las islas. Asegura que el elevado número de contratos temporales provoca que se creen empleos "con la misma facilidad con la que se destruyen", lo que coloca "en una frágil situación" a la cohesión económica y social.

A escala nacional, el número de parados inscritos en las oficinas del Inem subió en noviembre, en comparación con octubre, en 32.262 y la Seguridad Social batió el récord, alcanzado en julio, con 128.596 afiliados nuevos, un 0,77% más. El ascenso del desempleo, motivado en gran medida por la escasa actividad turística a nivel del Estado, fue compatible con el incremento de la ocupación porque la población activa (las personas con edad y ganas de encontrar una colocación) aumentaron por encima de los puestos laborales creados. Noviembre siempre es un periodo proclive al aumento del desempleo. Basta recordar la evolución del paro durante los últimos cinco años. En 2002 la subida llegó a 36.307 personas; en 2001 se quedó en 32.844; en 2000, en 26.736; en 1999, en 31.987; mientras que en 1998 no pasó de 826 personas. Otros números facilitados por Trabajo indican que en los últimos 11 meses el paro se ha incrementado en 11.129 personas y si la referencia se amplía un mes más la diferencia es peor, puesto que el pasado día 30 había 21.229 desempleados más que en la misma fecha del año anterior. . Ese mal comportamiento estuvo generado desde todos los sectores económicos, aunque una vez más el área de servicios fue decisiva. Sus aumentos, tanto relativo como absoluto, resultaron los mayores, con una subida del 2,6% que afectó a 25.231 personas. A continuación con la misma tasa se situó la agricultura, con 991 desempleados nuevos; seguida de la construcción, con un aumento del 1,8% y de 3.186 personas, y de la industria, con un 0,4%, índice que dejó sin trabajo a 1.112 ciudadanos.

4.287 afiliaciones diarias

En relación con la Seguridad Social y a diferencia del paro su evolución fue positiva. Por un lado, al batir la afiliación el récord (alcanzado en julio) con un total de 16.866.901 ocupados, tras crecer en 128.596 inscripciones en noviembre, a una media de 4.287 diarias. Y, por otro, al superar con creces las previsiones de los 16,3 millones fijadas para todo el ejercicio de 2003. Entre los cambios más favorables figuró el modesto avance en el crecimiento de la proporción entre activos y pasivos, diferencia imprescindible para la supervivencia del sistema. A finales de noviembre, existían 2,46 trabajadores por cada persona retirada profesionalmente. En octubre, la relación era de 2,45. Otro dato positivo fue el comportamiento del Régimen Especial de Autónomos, que continuó su progresiva marcha. Este colectivo de trabajadores por cuenta propia también batió su récord de afiliación. En esta ocasión, por décimo mes consecutivo. Su total de ocupados ascendía a 2.767.137 trabajadores tras la incorporación de 5.963 autónomos en noviembre. Igualmente, el número de extranjeros afiliados subió a 960.949 trabajadores. De ellos, 749.541 proceden de países comunitarios. El incremento fue del 0,83% y en 7.864 inmigrantes. El ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, dijo que, tradicionalmente, el mes de noviembre "siempre" se ha caracterizado por la subida del desempleo, aunque subrayó que en 2003 lo ha hecho en menor medida que el pasado año. "Cuando todas las economías europeas están empeorando, la nuestra mejora como lo demuestra que la afiliación haya vuelto a batir un nuevo récord histórico", apostilló.