Santa Cruz de Tenerife

La Subdelegación multa a Chamberí por la barricada

El presidente de la asociación de vecinos del barrio ha recibido la comunicación de la sanción, que lo obligará a pagar 301 euros por la movilización que encabezó para exigir la rehabilitación del puente de la TF-5.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/dic/03 23:35 PM
Edición impresa

El presidente de la Asociación de Vecinos San Martín de Porres, en Chamberí, Juan Carlos Concepción, ha sido sancionado por la Subdelegación del Gobierno con una multa de 301 euros como responsable de la movilización popular que secundaron un centenar de residentes del barrio el martes 11 de noviembre.

Con esta protesta, los habitantes se echaron a la calle y cortaron con contenedores y palets de madera los principales accesos al barrio por la autopista del norte para exigir al consejero de Carreteras y Transporte del Cabildo de Tenerife, Lorenzo Dorta, que acudiera al barrio y se comprometiera a reparar la pasarela peatonal que cruza la TF-5.

Finalmente, y gracias a la mediación del concejal de barrio del ayuntamiento de Santa Cruz, José Carlos Acha, los vecinos depusieron su actitud después de que el edil consiguiera que se trasladara hasta el barrio el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno canario, Francisco González, quien asumió la petición vecinal y se puso manos a la obra esa misma tarde.

Ayer, el presidente de la asociación Porres redactó un pliego de descargo para remitir a la Subdelegación del Gobierno. En la documentación, Concepción hace un repaso por las reiteradas denuncias públicas que ha realizado en los últimos años su asociación ante el Cabildo y las diferentes administraciones públicas para solicitar la reparación de la pasarela peatonal que cruza la autopista del norte.

Además, hace constar que gracias a la protesta que realizaron los residentes de Chamberí en no-viembre "se consiguió la inmediata ejecución de los primeros trabajos de la remodelación del puente", según justifica.

Juan Carlos Concepción trasladó su malestar por "me han cogido a mí como cabeza de turco de una protesta en la que participamos todos. No se trata de una iniciativa personal, sino de una responsabilidad que asumí como presidente de la asociación de vecinos y por la que ahora se me castiga a mí y a mi familia", alega Concepción.

Concepción mantuvo ayer una breve reunión con la subdelegada del Gobierno, Pilar Merino, quien descartó anular la sanción y re-cordó que los vecinos "obviaron los trámites pertinentes para cualquier protesta". Según trascendió de la conversación, la subdelegada le recogió la documentación pero insistió en que la asociación olvidó cumplimentar el procedimiento.