Tenerife

Cabildo y ayuntamientos acuerdan un reparto del REF por criterios de población

En la sesión celebrada ayer por el Consejo Insular de Administración Territorial (CIAT), la Corporación insular y la mayoría de municipios de la Isla decidieron elevar una propuesta conjunta al Gobierno de Canarias, para así evitar que se aplique la nueva Ley de Financiación de las Haciendas Territoriales.
EL DÍA/AGENCIAS, Tenerife
5/dic/03 12:23 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife y la mayoría de ayuntamientos de la Isla, incluidos La Laguna y Santa Cruz, han alcanzado un acuerdo para solicitar del Gobierno de Canarias la aprobación de las bases que regirán la distribución intermunicipal de los recursos del REF.

En ese sentido, en la mañana de ayer, jueves, se celebró una sesión del Consejo Insular de Administración Territorial (CIAT) que fue presidida por el titular de la Corporación Insular, Ricardo Melchior, y contó con la asistencia de los representantes municipales.

En el encuentro se debatió una propuesta de resolución presentada por el Cabildo que mantiene, en líneas generales, los criterios de reparto de fondos que se han aplicado hasta la entrada en vigor de la vigente ley de las Haciendas locales en el pasado mes de abril.

En virtud de ello, se contempla el capítulo de población como el factor más importante, con un 90,5 por ciento, y el resto se aplica a través de coeficientes para los municipios de Santa Cruz, La Laguna, Arona, Adeje y Puerto de la Cruz, con el fin de establecer una compensación. De esa manera, ninguno ve mermada su participación en los ingresos, salvo los tres más poblados, que en todo caso no alcanzan el uno por ciento de reducción. No obstante, para el próximo año todos los municipios percibirán cantidades superiores a las recibidas en el presente ejercicio, debido a la mayor cuantía disponible.

El acuerdo también recoge que estos criterios de distribución serán establecidos a partir del 1 de enero y la liquidación definitiva de los recursos correspondientes a 2003 se realizará mediante los mismos criterios utilizados para la distribución de las entregas a cuenta de dicho ejercicio. Además, se añade una disposición final que incluye la posibilidad de que tanto el Cabildo como los ayuntamientos participen en una futura reforma. La propuesta contó con el apoyo de 20 de los asistentes, incluido el Cabildo, y ocho abstenciones.

Refrendo en los plenos

A partir de ahora, cada una de las corporaciones presentes deberá refrendar el acuerdo en una sesión plenaria para que pueda ser remitido al Gobierno de Canarias antes de que concluya el presente año. En cualquier caso, bastará con la aprobación de la Corporación Insular y 16 ayuntamientos, siempre que se incluyan entre ellos Santa Cruz y La Laguna. De esa manera, la Isla habrá elevado una propuesta conjunta de reparto de los fondos del REF y evitará que se aplique automáticamente la fórmula contenida en la Ley de Financiación de las Haciendas Territoriales.

La visión socialista

Al portavoz del Grupo Socialista en el Cabildo, Rafael Yanes, le sorprendió que el CIAT adoptara ayer el compromiso de compensar a los ayuntamientos más perjudicados por el reparto, caso de Santa Cruz, la Laguna y Arona, con los fondos que les corresponden a los municipios y no con parte del 60 por ciento que atesora el Cabildo.

A su juicio, hay ayuntamientos que renuncian a su autonomía municipal, "acaso porque les han prometido otras compensaciones".

Por otro lado, el Cabildo informó del proyecto de su presupuesto para 2004, que asciende a 641 millones de euros. La exposición se centró en los aspectos que guardan relación con los ayuntamientos, como los planes de cooperación municipal. Los municipios plantearon su interés en que la Corporación lleve a cabo un plan de revisión y mejora de las redes de suministro de agua.

Los alcaldes conocieron también los detalles del Plan Operativo por Fenómenos Meteorológicos Adversos, así como la elaboración de la Estrategia Insular de Desarrollo Sostenible.

CONSENSO

Adán Martín pide más flexibilidad

El presidente del Ejecutivo canario, Adán Martín, pidió ayer consenso y flexibilidad para que cabildos y ayuntamientos alcancen acuerdos en torno a la financiación local y al reparto de los fondos del REF, de manera que perjudiquen lo menos posible a los más desfavorecidos. Martín recordó que es necesario adaptar la financiación local a la realidad de la población de cada municipio y que existen cartas municipales que recogen los acuerdos entre ayuntamientos y cabildos, pero que están sin actualizar desde hace hasta treinta años. Por ello, esperó que los encuentros que deben realizar los cabildos con sus municipios sean productivos y logren cerrar convenios para el futuro reparto de los fondos. El presidente subrayó que la normativa "permite alcanzar acuerdos para flexibilizar las posturas al máximo", lo que va a permitir "producir el menor número de los problemas posibles en una adaptación que todo el mundo sabe que es necesaria, porque algunas cartas llevan 20 ó 30 años sin actualizar y eso no es posible".