Sucesos
BARCELONA

Condenan al falso policía que creía ser un "justiciero"


EFE, Barcelona
7/dic/03 10:25 AM
Edición impresa

EFE, Barcelona

La Audiencia de Barcelona ha condenado a tres años de prisión a un hombre que se hizo pasar por policía para detener a conductores y coger sus coches por el simple gusto de darse un paseo en vehículos deportivos, aunque él dice que es un "justiciero del asfalto" cuyo fin era castigar las infracciones.

La Sección Novena de la Audiencia de Barcelona ha impuesto esta pena a Miguel C.C., a quien también ha condenado con una multa de 1.340 euros por usurpación de funciones, dos delitos de hurto, un delito de detención ilegal, por retener a un conductor y otras dos faltas de hurto.

La sentencia dice que el único interés del comportamiento del acusado era darse "el capricho de conducir un buen automóvil".

El Juzgado de lo Penal número Dos de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a Negro M. a tres años de prisión al ser considerado autor de un delito de robo con violencia e intimidación en las personas.

En la sentencia se recoge que el día 21 de agosto de 2003 el acusado retuvo contra su voluntad a un hombre en un edificio en ruinas que hay cerca de los Depósitos Municipales de la Policía Local para sustraerle el reloj y un teléfono móvil. La víctima no pudo escapar hasta dos horas y media después.

Según ha podido saber este periódico, el condenado ya tenía otra causa en la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife por un delito de agresión sexual al preso con el que compartía su celda en Tenerife II y por cuyo delito el fiscal pedía 12 años de prisión, mientras que la defensa pedía la absolución.

BARCELONA