Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dimite el ministro británico para el "brexit", Dominic Raab leer

"De cada cien inspecciones relativas a la RIC, ochenta acaban en conflicto"

Así lo asegura el profesor Salvador Miranda Calderín, delegado regional del Gabinete de Estudios de la Aedaf, que aboga por acabar cuanto antes con la "inseguridad jurídica" que rodea al que es no sólo el incentivo tributario más importante del REF, sino una herramienta de política económica y social.
ELDÍA, S/C de Tenerife
7/dic/03 23:40 PM
Edición impresa

El "insuficiente desarrollo normativo" y , sobre todo, las "omisiones", han "judicializado por completo a la Reserva para Inversiones en Canarias" (RIC), como demuestra el hecho de que, "en estos momen tos, de cada cien inspecciones, ochenta acaben en conflicto".

Así lo asegura el delegado regional del gabinete de estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), Salvador Miranda Calderín, que considera perentorio acabar con la "inseguridad jurídica" que rodea a la RIC, el incentivo fiscal más importante del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF), que "no sólo afecta al empresariado canario, sino al conjunto de la sociedad".

Miranda Calderín hizo estas afirmaciones, a preguntas de los periodistas el pasado jueves, en Santa Cruz de Tenerife, tras la presentación del libro "La Reserva para Inversiones en Canarias. Un enfoque integrador desde las perspectivas académica y profesional", cuya autoría comparte con José Andrés Dorta Velázquez, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Entre las cuestiones litigiosas que están pendientes de resolver por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en relación a los aspectos formales de la RIC, Miranda y Dorta destacan, entre otros, los siguientes interrogantes: ¿Es necesario que se contabilice la dotación a la RIC antes o en el mismo momento en que se presenta la declaración del Impuesto, o se puede contabilizar después, pero antes del cierre del ejercicio? ¿Es necesario que se presente en plazo la declaración del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades para poder beneficiarse de la RIC? ¿Se pierden los beneficios aplicables sólo porque en un año no luzca en el balance la Reserva, pero sí en los restantes?

Motivo de especial controversia es qué debe entenderse por beneficio contable. Miranda, que defiende que sólo existe un beneficio contable, llama la atención sobre el hecho de que la Administración tributaria, en estos momentos, quiere limitar, en la mayoría de los casos, el concepto beneficio al de explotación. "Dos son pues las grandes discrepancias en este aspecto: los resultados financieros y los resultados extraordinarios", subraya.

Calderín explicó que este libro nace de la voluntad de contribuir a aportar soluciones a la gran cantidad de problemas coyunturales que se plantean respecto a la RIC. De hecho, en el capítulo de conclusiones Calderín y Dorta argumentan que "en un incentivo con tan escasa regulación, no debe descuidarse el análisis riguroso, y por ello, entre todos, hemos ido reconstruyendo una determinada técnica tributaria que aún dista mucho de estar depurada. Por ello, hemos de procurar ser más trascendentes y buscar en el largo plazo si la idea del legislador con su creación ha sido positiva para nuestra región".

Especial atención dedican los profesores Miranda Calderín y Dorta Velázquez a las consideraciones sobre la reforma contable y su incidencia en la RIC, donde hay ahorrado cerca de un billón y medio de las antiguas pesetas.

El "insuficiente desarrollo normativo" y , sobre todo, las "omisiones", han "judicializado por completo a la Reserva para Inversiones en Canarias" (RIC), como demuestra el hecho de que, "en estos momen tos, de cada cien inspecciones, ochenta acaben en conflicto".

Así lo asegura el delegado regional del gabinete de estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), Salvador Miranda Calderín, que considera perentorio acabar con la "inseguridad jurídica" que rodea a la RIC, el incentivo fiscal más importante del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF), que "no sólo afecta al empresariado canario, sino al conjunto de la sociedad".

Miranda Calderín hizo estas afirmaciones, a preguntas de los periodistas el pasado jueves, en Santa Cruz de Tenerife, tras la presentación del libro "La Reserva para Inversiones en Canarias. Un enfoque integrador desde las perspectivas académica y profesional", cuya autoría comparte con José Andrés Dorta Velázquez, doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Entre las cuestiones litigiosas que están pendientes de resolver por parte del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en relación a los aspectos formales de la RIC, Miranda y Dorta destacan, entre otros, los siguientes interrogantes: ¿Es necesario que se contabilice la dotación a la RIC antes o en el mismo momento en que se presenta la declaración del Impuesto, o se puede contabilizar después, pero antes del cierre del ejercicio? ¿Es necesario que se presente en plazo la declaración del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades para poder beneficiarse de la RIC? ¿Se pierden los beneficios aplicables sólo porque en un año no luzca en el balance la Reserva, pero sí en los restantes?

Motivo de especial controversia es qué debe entenderse por beneficio contable. Miranda, que defiende que sólo existe un beneficio contable, llama la atención sobre el hecho de que la Administración tributaria, en estos momentos, quiere limitar, en la mayoría de los casos, el concepto beneficio al de explotación. "Dos son pues las grandes discrepancias en este aspecto: los resultados financieros y los resultados extraordinarios", subraya.

Calderín explicó que este libro nace de la voluntad de contribuir a aportar soluciones a la gran cantidad de problemas coyunturales que se plantean respecto a la RIC. De hecho, en el capítulo de conclusiones Calderín y Dorta argumentan que "en un incentivo con tan escasa regulación, no debe descuidarse el análisis riguroso, y por ello, entre todos, hemos ido reconstruyendo una determinada técnica tributaria que aún dista mucho de estar depurada. Por ello, hemos de procurar ser más trascendentes y buscar en el largo plazo si la idea del legislador con su creación ha sido positiva para nuestra región".

Especial atención dedican los profesores Miranda Calderín y Dorta Velázquez a las consideraciones sobre la reforma contable y su incidencia en la RIC, donde hay ahorrado cerca de un billón y medio de las antiguas pesetas.

objetivo

Compensar la insularidad

La RIC busca mantener una significativa menor presión fiscal respecto al Continente que sirva de atractivo para compensar la insularidad con decisiones inversoras. Para Miranda y Dorta, los dos objetivos principales del legislador al crear el incentivo de la RIC son permitir la estabilidad y el desarrollo económico y social de una región diferenciada y la financiación de las corporaciones locales para crear infraestructuras públicas en el Archipiélago. En consonancia con el primero, se abre la puerta al incremento de los fondos propios de las empresas (autofinanciación empresarial), y al fomento de la inversión productiva en Canarias.

Los profesores reflexionan en su libro acerca de las posibilidades de exteriorización de los recursos de la RICcon una referencia expresa a su posible uso para contribuir al desarrollo de países concretos de África como fórmula para frenar la inmigración ilegal. Una cuestión sobre la que no hay acuerdo en el propio seno de la Aedaf. De hecho, el profesor Juan Francisco Gorjón, frente a las tesis de Calderín, sostiene que la RIC "es un beneficio fiscal exclusivamente para el Archipiélago canario".

Lograr un soporte socialmente más amplio a favor de este incentivo, en el que participen sindicatos, funcionarios y ciudadanos en general, con el convencimiento de que este ahorro fiscal y su posterior inversión no sólo favorece a las empresas, sino que también las hace más solventes frente a la sociedad, es otra importante sugerencia .

Ambos dan por hecho que la Unión prorrogará el plazo para materializar la RIC, que, en principio, expira en 2005.