Tenerife Sur
VICENTA DÍAZ SÁEZ ALCALDESA DE GÜÍMAR

"La falta del Plan General ha acogotado al municipio"

Tras recuperar la Alcaldía, que perdió en las elecciones de 1999, asegura que el grupo de gobierno tiene como objetivos prioritarios la pronta aprobación definitiva del nuevo planeamiento municipal y del Plan Territorial Especial de Barrancos, que controlará y regulará las extracciones de áridos.
EL DÍA, Güímar
7/dic/03 19:48 PM
Edición impresa

En 1996 accedió, por primera vez, a la Alcaldía de Güímar mediante una moción de censura contra el PSC-PSOE y con el apoyo de Coalición Canaria (CC) y Asamblea Tinerfeña (ATF). Desde el 14 de junio pasado, y después de cuatro años en la oposición, recuperó el cargo que perdió tras las elecciones municipales celebradas en 1999. Hoy preside el Ayuntamiento güimarero en pacto con CC y Socialistas de Canarias (SdC) y es consejera en el Cabildo Insular de Tenerife por el Partido Popular (PP), del que sigue siendo la secretaria general en la Isla, entre otros muchos cargos. Vicenta Díaz Sáez está convencida de que este será un mandato "definitivo y muy importante para Güímar". La receta para eso es "trabajar, trabajar y trabajar concienzuda, ordenada y decididamente por conseguir los recursos necesarios".

?Hay dos asuntos de la legislatura anterior que aún están pendientes de concluir, como son el Plan General de Ordenación y el Plan Territorial Especial de Barrancos. ¿En qué punto se encuentran?

?Son las prioridades de este grupo de gobierno. En el caso del PGOU, es muy necesario para que Güímar pueda desarrollarse y crecer económica, urbanística y poblacionalmente en los términos que su ciudadanía demanda y propiciando una ordenación correcta del suelo, ajustando su uso a parámetros que no hipotequen el futuro. El documento fue aprobado por la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) estando condicionada su publicación a la incorporación del texto refundido, ya encargado. Tenemos que completar este proceso porque urge y nuestros vecinos lo demandan.

?¿Éste es un factor fundamental en la pérdida de importancia que afecta al municipio en su papel de cabecera de la comarca del Valle de Güímar?

?Hasta aquí hemos tenido que trabajar con las normas subsidiarias aprobadas en 1984, que quedaron totalmente obsoletas. La falta de un Plan General nos ha acogotado al no contar Güímar con suelo para atender ese desarrollo que sí encontró espacio en los municipios colindantes, que son los que han ido atrapando a esa población güimarera que optó por Candelaria y Arafo al no encontrar aquí un lugar en que ubicarse.

?¿Quiere decir que proyectan medidas que favorecerá la adquisición de viviendas?

?Sí, prioritariamente. Actualmente contamos con una serie de planes de gran envergadura que se desarrollarán una vez entre en vigor el PGOU. Y es entonces cuando dispondremos de suelo que permita la construcción de viviendas a precios asequibles. De hecho, nos hemos marcado como un objetivo destacado conseguir superficies para viviendas dedicadas a los jóvenes y con un coste que, estimamos, no superarán los 66.000 euros. Considero que este es un objetivo irrenunciable y estoy empeñada en que ese segmento de la población se desarrolle y arraigue aquí. Además, el Plan General de Ordenación establecerá condiciones para autorizar la creación de zonas residenciales de calidad y del estilo, como se dice comúnmente, de una ciudad-jardín.

Anteriores y nuevas ideas

?¿En qué otros proyectos está trabajando actualmente?

?En la descentralización del Ayuntamiento. Güímar es un municipio con una orografía difícil que distancia en exceso los servicios municipales. Nosotros queremos crear distintas oficinas en las zonas de mayor densidad poblacional de forma que nos acerquemos aún más al administrado. También continuamos con el trabajo necesario para completar otros proyectos que comenzaron en mi anterior etapa como alcaldesa, caso del arreglo de la playa del Puertito de Güímar y el acondicionamiento de otros núcleos del litoral, destacando aquí la piscina de Punta Prieta y completar la mejora del caserío de El Socorro.

?Que el acceso a Güímar desde la autopista no está en condiciones es un hecho. Su adecuación, ¿forma parte del plan de trabajo de su grupo de gobierno?

?Sí, pero nosotros vamos mucho más allá. Queremos crear una gran avenida que enlace el casco urbano y El Puertito de Güímar. Son algo más de cinco kilómetros que deben cambiar su fisonomía actual y convertirse en un espacio emblemático para los güimareros permitiendo la creación de una nueva ciudad caracterizada por un diseño que contemple zonas verdes, lugares para el descanso y el ocio y que permita la comunicación peatonal entre ambos núcleos. Güímar hoy está atravesada por carreteras con aceras pequeñas y por camiones. Eso hay que corregirlo y se nos presentará la oportunidad en esta legislatura para avanzar en esa línea. Queremos hacerlo en contra de quienes defienden que en este tramo debe crearse suelo industrial. Para eso hay otros lugares más apropiados.

?Y luego está el acceso norte, el de la avenida de Santa Cruz.

?Desde San Francisco Javier, donde ya está programada una obra que incluye la construcción de rotondas. Aprovechando la misma, queremos crear otro paseo peatonal que una ese pueblo con la zona de los centros académicos de forma que se evite la peligrosidad actual de la vía, cuyo trazado hace que los vehículos alcancen una alta velocidad y supongan un peligro para los muchos estudiantes que pasan por ella. Tanto esta obra, como la anterior, cambiarían la fisonomía de los accesos naturales a Güímar y dotarían al municipio de las alamedas de que carece.

?En alguna ocasión habló usted de aprovechar o completar la rehabilitación de Chinguaro...

?Sí, porque creo que debemos pensar en acondicionar los aledaños de forma que urbanísticamente puedan ubicarse en su entorno establecimientos de servicios al público que complementen la oferta que tendrá dicho recinto, posibilitando que Güímar pueda obtener un mayor rendimiento del mismo. El proyecto de rehabilitación de la cueva a la que los aborígenes trasladaron la imagen de la Patrona General del Archipiélago, que se les apareció en Chimisay, tiene un proyecto que se ejecutará y que tendrá grandes y positivas repercusiones en el municipio.

Túnel norte-sur

?Su homólogo de La Orotava, Isaac Valencia, retomó hace varias semanas el tema de la construcción de un túnel que comunicara el norte con el Sur a través de Güímar. ¿Está de acuerdo?

?Considero que a Güímar le interesa ese proyecto porque favorecería la comunicación e intercambio entre ambas zonas de la Isla generando un nuevo resurgir, no sólo de este municipio, sino de toda la comarca del sureste. Desde luego, creo que mejoraría la calidad de vida de los ciudadanos de ambos lugares porque se abrirían nuevas expectativas de empleo, fundamentalmente, lo que impulsaría el desarrollo económico de ambas zonas de Tenerife. Tenemos que diversificar la oferta y aquí está claro que no vamos a vivir del turismo, al menos a corto plazo, por lo que toda aquella iniciativa que cree perspectivas en esa línea será bienvenida.

?Hace pocos días aprobaron el presupuesto de 2004. ¿Con muchas dificultades?

?Muchísimas. Ronda los 9,5 millones de euros pero tendremos poco dinero para invertir. Nos encontramos con un Ayuntamiento que tenía una falta de liquidez muy acusada, con graves incumplimientos en los parámetros, deudas contractuales con los servicios de recogida de basura, agua, luz, teléfono y jardines y facturas sin reconocer por casi un millón de euros que no tenían expedientes formalizados, hecho que estamos tratando de regularizar y abonar. Para poner al día este panorama, tenemos que apretarnos el cinturón y en ello estamos. Todo eso nos ha dificultado enormemente la gestión, hasta ahora.

?Sin embargo, ¿ha introducido algunos cambios en la gestión diaria?

?Desde el principio nos propusimos agilizar los trámites que se realizan en el ayuntamiento y por eso reformamos la administración, para hacerla más ágil. Y ha dado buenos resultados. También hemos aprobado un registro que da la oportunidad a todas las empresas de participar en la ejecución de los proyectos de esta corporación convirtiéndose el consistorio en una fuente de trabajo para ellas.

?¿Parece que este pacto de gobierno tiene otro cariz que el que presidió usted hace dos mandatos?

?Puedo decir que existe un equipo gobernante muy unido, con un alto perfil de formación y preparación, muy implicado en la labor diaria de forma que ello facilita la gestión dentro de las funciones encomendadas a cada uno. Eso está dando ya resultados de calidad. Somos tres formaciones políticas que trabajamos a una porque hay unión y una forma responsable de hacer política. Trabajamos con muy poco dinero, lo que crea tensiones siempre y en cualquier grupo, pero eso no ha sido obstáculo porque los concejales han incentivado su inventiva para aprovechar los recursos existentes.

?¿Cuál es su relación con la oposición?

?Normal. Están pasando por muy malos momentos y no hemos querido hacer leña del árbol caído. Nos hemos preocupado de no interferir en esa situación y sí damos el apoyo que precisen en la medida que podamos. Ellos están para controlar y nosotros para gobernar.

VICENTA DÍAZ SÁEZ ALCALDESA DE GÜÍMAR