Sucesos

Condenados a 19 años y un día de cárcel por traer 2 kilos de cocaína

Los dos acusados se pusieron de acuerdo para transportar desde Brasil hasta Tenerife cuatro planchas rectangulares de cocaína. La droga estaba escondida en una maleta y pensaban distribuirla entre los consumidores.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/dic/03 10:26 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a José B.M. y a Francisco H.V.V. a 10 y nueve años y un día de prisión, respectivamente, al ser considerados autores de un delito contra la salud pública al organizar el transporte de casi dos kilos de cocaína de Sudamérica a Tenerife, en abril de 2002.

Asimismo, la Sala de lo Penal ordena el decomiso de la droga y que se multe a los dos acusados con 80.000 euros.

Según consta en la sentencia, en cuyo fallo se absuelve a un tercer implicado, los agentes de la Udyco sospechaban tras recibir una llamada telefónica de que en la Isla se iba a introducir un alijo de dos kilos de cocaína con la intención de venderla, por lo que solicitaron intervenir algunos números de teléfono. A raíz de las conversaciones se tuvo conocimiento de que llegaría a Tenerife droga para comercializarla.

Tras organizar un dispositivo, la Policía detuvo el día 25 de abril de 2002, en el aeropuerto de Los Rodeos a José B.M. cuando salía de recoger a Francisco H.V.V., el cual acababa de llegar de Madrid, portando una maleta en la que estaban camufladas cuatro planchas rectangulares de cocaína con un peso de 1.947 gramos y cuya pureza resultó ser del 49%, así como 522 dólares.

Posteriormente se llevaron a cabo sendas entradas y registros en las viviendas , encontrándose en la casa de José B.M., un gato hidráulico de ocho toneladas, un molde rectangular de hierro, dos pesas digitales, otra de precisión, 2,69 gramos de cocaína y 2.000 euros fraccionados en diferentes billetes.

Partes y el razonamiento

El Ministerio Fiscal calificó los hechos como propios de un delito contra la salud pública y solicitó para José B.M., diez años de prisión, mientras que para Francisco H.V.V., nueve años y un día de cárcel.

Por su parte, las defensas se decantaron por la libre absolución.

La Sala de lo Penal consideró que ambos procesados se pusieron de acuerdo para traer droga procedente de Brasil a Tenerife con la intención de venderla a consumidores habituales.

El Tribunal no consideró viable lo argumentado por una de las defensas de estado de necesidad como eximente, ya que "ha quedado acreditado que se trata de una operación de transporte de droga siguiendo un procedimiento que resulta habitual. Una persona es requerida, previo pago de cierta cantidad, para que viaje portando la droga dentro de una maleta, dejando a José B.M., el papel de montar la operación". José B.M. fue quien ideó el operativo llegando a viajar a Sudamérica con anterioridad, realizó varias llamadas y fue personalmente al aeropuerto a recoger al otro acusado que traía la droga.

Asimismo, el hecho de que se estimara la ilegalidad de "pinchar" los teléfonos fue desestimado por la Sala al entender que había sospechas de que la operación de tráfico de drogas se iba a llevar a cabo y además se contaba con la autorización del Juzgado de Instrucción número Uno de Santa Cruz de Tenerife.

El tercer imputado también compareció a juicio y en el mismo declaró que los ocho gramos de cocaína que tenía en su vivienda eran para su consumo personal.