Internacional

Italia mantendrá el proyecto de Constitución de la UE que rechaza España

La Presidencia de la Unión Europea presentará en la cumbre de jefes de Gobierno del viernes un texto que consagra el sistema de "doble mayoría", a pesar de la oposición de Madrid y de Varsovia, al considerar que no se ha propuesto ninguna alternativa que pueda tener éxito.
EFE, Bruselas
9/dic/03 23:45 PM
Edición impresa

La Presidencia italiana de la Unión Europea (UE) presentará hoy a tres días de la cumbre, una nueva propuesta global de compromiso sobre la futura Constitución europea en la que mantendrá el sistema de votación por "doble mayoría" al que se oponen estados como España y Polonia.

"Mañana (hoy para el lector) presentaremos una propuesta amplia que mantiene el sistema de reparto de votos previsto en la Convención", anunció en conferencia de prensa el titular italiano de Exteriores y presidente de turno del Consejo de Ministros de la UE, Franco Frattini.

La Presidencia italiana, explicó, no considera oportuno presentar una alternativa en este momento porque ninguna de las sugerencias que circulan es susceptible, a su juicio, de reunir un amplio acuerdo.

Frattini mencionó entre las posibilidades sugeridas el mantener el sistema de ponderación de voto establecido en el Tratado de Niza (como exigen España y Polonia), modificar los umbrales de estados y población establecidos por la Convención, o aplazar la decisión fijando una fecha para decidir la cuestión del voto más adelante (cláusula de "rendez-vous" en 2009 ó 2013).

"No ha surgido una propuesta alternativa respecto a la doble mayoría que pueda tener éxito", insistió el ministro italiano, por lo que en la nueva propuesta de compromiso "confirmaremos el texto de la Convención sobre la doble mayoría".

El borrador de Constitución elaborado por la Convención define la "mayoría cualificada" para las votaciones en el Consejo de ministros como "mayoría de estados que representen al menos los tres quintos (60 por ciento) de la población de la Unión".

Alta calidad

Frattini resumió la última sesión ministerial de la CIG antes de la cumbre afirmando que "de los 92 puntos de desacuerdo con los que comenzamos (en octubre) sólo queda uno", el que se refiere precisamente al sistema de voto.

Volvió a insistir en que "muchos países consideran que (el sistema de) Niza no funcionará", aunque advirtió de que estará en cualquier caso en vigor hasta 2009, conforme a lo dispuesto en el borrador de Constitución.

El ministro italiano advirtió nuevamente, "con toda claridad", de que la presidencia "no aceptará un compromiso a la baja" ni una Constitución europea "que no sea de alta calidad", indicó.

"El viernes (día de la cumbre) veremos si puede mejorarse el texto de la Convención, pero con una condición, la de no ir hacia atrás ni negociar un compromiso a la baja".