Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos de Ofra se quejan por la tardanza con que llega el correo

La nueva oficina de la zona debía estar terminada en octubre, según estas personas, pero no está aún abierta. El problema se trasladará en ese momento a García Escámez y Somosierra, donde está ahora mismo ubicada la estafeta.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/dic/03 23:47 PM
Edición impresa

Los vecinos del barrio de Ofra no están nada contentos con el servicio que vienen recibiendo por parte de Correos, sobre todo en dos aspectos: la tardanza con la que llega la correspondencia y el hecho de que, según ellos, no se esté depositando en los lugares correctos, lo que conlleva molestias a la hora de tener que ir a recogerlos a la oficina descentralizada de García Escámez.

Estos residentes en Ofra, uno de los barrios periféricos más populosos de la capital tinerfeña, critican que ya no funcionen las llamadas oficinas de correos ambulantes, unos vehículos que recorrían el sector y facilitaban el trámite a los vecinos.

Hace algún tiempo que las quejas han llegado a Correos y la contestación desde el ente público es que la solución vendrá con la oficina que se va a instalar en Ofra, justo frente al centro comercial Yumbo, al lado de la oficina descentralizada del ayuntamiento y la biblioteca municipal.

El proyecto está ahí, en marcha, pero los vecinos no ven realidades. Según estas fuentes, había una promesa de abrir la estafeta en octubre, pero ha llegado diciembre y, de momento, no hay constancia de cuándo estará la oficina disponible para atender al público.

Otros barrios de la periferia se encuentran en una situación parecida o, incluso, peor.

Por ejemplo, La Salud, donde vive muchísima gente y cuyos residentes se ven obligados para realizar cualquier trámite relacionado con Correos a bajar a Santa Cruz, bien a la oficina de la plaza de los Patos o a la de la plaza de España.

Por último, y sin contar con otros barrios cercanos, a la población de García Escámez o Somosierra se le plantea en el futuro una situación contraria a la de Ofra.

En la actualidad, la oficina se encuentra en García Escámez y el problema es extensivo a otros sectores más o menos cercanos como es Ofra, ya que toda la correspondencia que llega al sector queda centralizada en la oficina.

Por lo tanto, y pese a que es cierto que nunca llueve a gusto de todos, resulta evidente que hay un problema que se debe solucionar.