Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Ryanair cancela 190 vuelos este viernes por la huelga europea de tripulantes de cabina leer

Hubo "milagro": ganó el Brujas y el Celta cumplió con su parte

El conjunto que prepara Miguel Ángel Lotina se impuso a una caricatura del Milán y se clasificó para los octavos de final. Kaká anotó el único tanto del equipo italiano y Jesuli y José Ignacio materializaron los goles de un equipo gallego que en la segunda mitad gozó de inmejorables ocasiones para marcar.
10/dic/03 12:58 PM
Edición impresa

El Celta consiguió clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones tras ganar al Milan en su campo y favorecido por la victoria del Brujas ante el Ajax. Los vigueses supieron remontar el tanto inicial de Kaká y ofrecieron en la segunda mitad un recital de ocasiones ante un conjunto italiano relajado en exceso.

Lotina apostó por un planteamiento a priori más ofensivo de lo habitual, con tres centrales y dos hombres como Ángel y Juanfran más extremos que laterales. De este modo, el poblado medio campo celeste optó por tocar el balón ante un Milan presionante, pero tampoco en exceso.

Por momentos, el dominio del Milán en la primera parte llegó a ser total y Cavallero se convirtió en el principal protagonista de los gallegos. Mala señal para un equipo que necesitaba la victoria. A la vista de la calidad de muchos de los suplentes "rossoneri", no era extraño que crearan ocasiones, pero lo que sorprendía era la pasmosa inactividad de los celestes.

Con este panorama, lo lógico era que marcara el Milán y así sucedió a cinco minutos del final, gracias a un disparo desde fuera del área de Kaká. Complicadas se ponían las cosas para el Celta, pero sólo un minuto después Jesuli lograba empatar en el primer disparo a puerta de los gallegos, que incluso pudieron irse a los vestuarios con la victoria si Milosevic hubiera aprovechado otra clara ocasión.

La actitud de los de Lotina cambió en la segunda mitad, con las líneas más adelantadas y buscando la portería contraria. El Milan tenía sus oportunidades de gol, pero también el conjunto vigués, que cada vez que robaba y salía con velocidad se plantaba en el las cercanías del área local en situaciones de superioridad numérica. Un desafortunado Milosevic, Juanfran o Sylvinho o Jesuli disfrutaron de ocasiones claras para marcar, pero gol no llegó hasta el minuto 71, gracias a un remate de José Ignacio en área pequeña. El principal peligro radicaba en la posible reacción del Milán, pero los locales no pusieron mucho empeño en amargarle la fiesta a los olívicos.