Nacional
CATALUÑA

Los socialistas tendrán ocho consejerías y Esquerra, cinco


COLPISA, Barcelona
10/dic/03 23:50 PM
Edición impresa

El socialista Pasqual Maragall será el próximo presidente de la Generalitat de Cataluña y el líder de los republicanos, Josep Lluis Carod-Rovira, asumirá el cargo de "conseller en cap". El presidente del parlamento catalán, Ernest Benach, propondrá al líder del PSC como candidato una vez que hoy concluya la ronda de consultas que ayer abrió con los dirigentes políticos. La sesión de investidura tendrá lugar el próximo martes y el 17 se celebrará la votación.

El vicesecretario general de ERC, Joan Puigcercós, confirmó ayer el acuerdo alcanzado entre socialistas y republicanos para la formación del gobierno y adelantó que Maragall presidirá un gobierno formado por el tripartito PSC-ERC-ICV y en el que Carod-Rovira tendría un papel preponderante como "conseller en cap".

El número dos de los republicanos ratificó después que el gobierno de la Generalitat será "nacionalista y de izquierdas" y precisó que "la impronta del cambio, de renovación, de catalanismo y de modernidad" la pondrá Carod-Rovira, que tendrá "funciones representativas, de coordinación y también de primacía en el gobierno". Como "conseller en cap" el líder de ERC actuará, según Puigcercós, como "un primer ministro con todas las de la ley".

Reparto de carteras

Las negociaciones siguen abiertas para el reparto de carteras y la tercera formación que se integraría previsiblemente en el gobierno, ICV, no ha decidido aún si respaldará la investidura de Maragall, según explicó el presidente de esta formación, Joan Saura, al presidente del Parlamento catalán. Pero en principio el PSC dirigirá ocho consejerías, ERC cinco e ICV-EUia se quedaría con tres. El portavoz de ERC, Joan Ridao, hizo hincapié en que la negociación está prácticamente cerrada. "Existe acuerdo en todos los aspectos clave, incluida la financiación, y ya hemos entrado en cuestiones de detalles, lo que se conoce popularmente como los flecos".

Del desarrollo de las conversaciones se desprende que Carod-Rovira, en su función de "conseller en cap", controlaría las áreas de Inmigración, Asuntos Religiosos y Laicidad, Política Lingüística y Relaciones Exteriores. Además, los republicanos dirigirían las consejerías de Gobernación, Bienestar Social, Comercio y Turismo, Educación, Universidades e Investigación y asumirían también la vicepresidencia de la consellería de Sanidad.

CATALUÑA