Canarias
LO ÚLTIMO:
El TSJC se inhibe en el caso Grúas y lo devuelve al juzgado de La Laguna leer

Acuerdo unánime para limitar la extracción de áridos en Güímar

El Pleno del Parlamento aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley, presentada por el PSC, donde se exige una modificación legal para restringir los derechos sobre las expropiaciones y las explotaciones de áridos.
EFE, S/C de Tenerife
12/dic/03 16:39 PM
Edición impresa

El Pleno del Parlamento de Canarias aprobó ayer por unanimidad una iniciativa socialista para limitar la extracción de áridos en los Barrancos de Güímar (Tenerife), para lo cual se estudiará una vía para cambiar la ley de minas.

Los grupos coincidieron en que en la extracción de áridos en Canarias debe primar la preservación del medio ambiente frente a la prevalencia de los derechos de los concesionarios para expropiar terrenos y continuar las explotaciones.

Asimismo, la proposición no de ley, defendida por la diputada del PSC-PSOE Gloria Gutiérrez, insta al Gobierno de Canarias a que publique con la mayor brevedad el Plan Territorial de Ordenación Espacial de Los Barrancos.

La diputada subrayó que en 1999 ya se aprobó una propuesta como esta en la Cámara y aún no se ha publicado el Plan, si bien el portavoz de CC, José Miguel González, anunció que estará en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) en los próximos días.

Plan de barrancos

La diputada Gutiérrez pidió una modificación legal para que los derechos de los concesionarios de la extracción de áridos no supongan condenar a la inseguridad jurídica a los propietarios de los terrenos y los agricultores por la posibilidad de utilizar la expropiación forzosa.

El Gobierno de Canarias estudiará la posibilidad de que esta modificación legal pueda hacerse en una ley autonómica, y en caso de que no sea posible se pedirá al Ejecutivo central el cambio en la ley básica estatal, que data de 1973.

Pablo Matos, portavoz del Grupo Popular, se mostró convencido de que el Estatuto de Autonomía de Canarias ampara el cambio legal para limitar el poder de los concesionarios de la extracción de áridos.