Santa Cruz de Tenerife

La multa a Chamberí centró la cita entre Subdelegación y vecinos

Dirigentes de varias asociaciones mantuvieron ayer una reunión con Pilar Merino en la que le solicitaron la absolución de Juan Carlos Concepción, presidente del colectivo que se manifestó junto al puente de hierro de la TF-5.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/dic/03 0:01 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

La Subdelegación del Gobierno acogió al mediodía de ayer una reunión entre su responsable, Pilar Merino, y varios dirigentes de colectivos vecinales que habían solicitado la cita para pedir la absolución del presidente de la asociación "San Martín de Porres" del barrio de Chamberí, Juan Carlos Concepción, multado con 301 euros por ser considerado responsable de la manifestación celebrada por los vecinos para pedir el arreglo del puente de hierro sobre la TF-5, hechos ocurridos el pasado 11 de noviembre.

Junto a Pilar Merino, estuvieron presentes el instructor del expediente que se le ha abierto a Concepción y un abogado del Estado.

Por parte vecinal acudieron Severiano Bermúdez, secretario de la Federación de Asociaciones del Parque Rural y Litoral de Anaga (FAPRLA) y peticionario directo de la reunión; la presidenta de San Fernando Rey, Matilde Barreda; el de María Jiménez, Santiago Déniz, y su vicepresidente, Amadeo Déniz, y el vicepresiente de Chamberí, al no poder asistir Juan Carlos Concepción.

Ambas partes explicaron sus posiciones. La subdelegada argumentó que no se comunicó la manifestación como es preceptivo según marca la ley. Mientras, la exposición de los dirigentes vecinales apuntó en el sentido de que no hubo nada programado, sino que "la movilización surgió de emanera espontánea después de que fueran retiradas dos pancartas que los vecinos habían colocado sobre el puente. Eso motivó el enfado de estos últimos y se precipitaron los acontecimientos".

Severiano Bermúdez señaló que "La Policía tomó declaración a Concepción y lo inculpó como organizador, lo que para nostros supone un error de apreciación".

La reunión estuvo marcada por el diálogo y desde la institución pública se contestó que iban a estudiar en profundidad los pormenores del asunto para encontrar resquicios que aporten una salida al caso. Hubo receptividad por parte de Pilar Merino, aunque también firmeza en relación al estricto cumplimiento de la ley.

Para Severiano Bermúdez, "la preocupación en el seno del movimiento vecinal de Santa Cruz es lógica porque no se puede responsabilizar penalmente a quien lleve una pancarta o la banderita en las movilizaciones y menos a un presidente de una asociación".

A modo de balance, Bermúdez dijo que "el movimiento vecinal pide que se absuelva a Concepción y, por lo tanto, se anule la sanción en forma de multa que ha recibido, porque entiende que no hay pruebas contra él, sino únicamente una apreciación, a nuestro entender, errónea de la Policía".

En definitiva, otro episodio en este "culebrón" en que se ha convertido la lucha del barrio de Chamberí, que no de una sola persona, por ver hecha realidad la eterna promesa de ver rehabilitado un puente tan transitado como el de la TF-5, cuya estructura de hierro literalmente se está cayendo.

Los vecinos de la zona aseguran que las obras no avanzan desde hace días y sólo se observa a operarios con aparatos de medida.