Vivir

El centro de Hoya Fría recibe mañana al primer inmigrante

A partir de mañana comenzarán a llegar inmigrantes al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), que abre sus puertas con casi un año de retraso. Todavía no se han incorporado todos los funcionarios que deberán trabajar en él.
N.D./D.M. S/C de Tenerife
14/dic/03 0:05 AM
Edición impresa

El Centro de Internamiento para Inmigrantes de Hoya Fría abrirá sus puertas mañana, momento en que recibirá a su primer residente, a pesar de que todavía no se han incorporado todos los funcionarios que deberán trabajar en él.

Esta infraestructura abrirá sus puertas con casi un año de retraso con respecto a lo anunciado por el Ministerio del Interior, administración de la que dependerá.

De los 32 efectivos que se han designado para su custodia, entre los que hay 25 policías, cinco mandos y dos jefes. Hasta la fecha sólo se han presentado once funcionarios y dos mandos del Cuerpo Nacional de Policía en la Jefatura Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Asimismo, el director del centro y el Jefe de la Unidad de Seguridad ya han sido nombrados.

Por lo tanto, para que la plantilla esté completa faltan por incorporarse 17 funcionarios policiales, que proceden en su mayoría de Barcelona y que se irán sumando al centro en las próximas semanas.

Según las fuentes consultadas, para garantizar la seguridad del centro, son necesarios, como mí-nimo, cuatro funcionarios por turno. Hay cinco turnos establecidos, por lo que el centro requiere al menos veinte agentes además de cinco mandos. A la escasez de personal con la que se inaugura el CIE, se suma la proximidad de las fiestas de Navidad, lo que previsiblemente supondrá un problema a la hora de cubrir los turnos.

Como dato comparativo, la plantilla que atiende el centro de El Matorral, en Fuerteventura, es de 22 policías, para controlar a los 1.400 internos que puede acoger el lugar, que habitualmente está colapsado. En cambio, para el de Tenerife se han destinado 32 policías, pese a que la capacidad máxima es de 250 inmigrantes.

Requisitos legales

Los centros de internamiento de extranjeros, según establece una orden ministerial, deberán contar, además de con el personal de custodia, con un servicio de Asistencia Sanitaria, que estará formado por un médico y un enfermero, y con un servicio de Asistencia Social a los extranjeros, atendido por trabajadores sociales. Estos centros son establecimientos públicos de carácter no penitenciario para la detención y custodia de extranjeros sometidos a un expediente de expulsión del territorio nacional. La permanencia de estas personas en el centro no podrá ser superior a los 40 días, por lo que si se supera este periodo sin que se haya tramitado su expulsión, el extranjero será puesto en libertad.