Tenerife Norte

Los extranjeros se unen en los cursos de cata de vinos de La Alhóndiga

El interés de los consumidores por saber de vinos canarios va en aumento y llega a extremos inesperados para los organizadores de esta iniciativa docente y divulgadora, que ha congregado en Tenerife, La Palma y Lanzarote a más de un centenar de alumnos vinculados al sector vitivinícola en su mayoría.
EL DÍA, Tacoronte
15/dic/03 18:47 PM
Edición impresa

EL DÍA, Tacoronte

La Escuela de Amigos del Vino de La Alhóndiga está cerrando prácticamente su programa anual de cursos con el desbordamiento en las matrículas y listas de espera. El interés de los consumidores por saber de vinos canarios va en aumento y llega a extremos inesperados por la Fundación Canaria Alhóndiga de Tacoronte.

Unas 50 personas asistieron a estos cursos en La Palma, días atrás; otros 60 alumnos en Lanzarote, posteriormente, y otros tantos en el norte de Tenerife.

Pero si las matrículas se desbordan en todas las Islas, la Fundación ha visto con sorpresa y agrado la incorporación, además, de personas de otras nacionalidades, entre ellas europeos y asiáticos. De igual modo, ocurre con personas que padecen algunas minusvalías, que se han unido con extraordinario interés al grupo de amigos interesados por los vinos canarios, las habilidades de la cata y la sensibilidad por este sector.

Dos ejemplos singulares

Los casos de Shara Choi, de origen asiático, y César Frías, minusválido, son dos vivos ejemplos del interés de estas personas por estos cursos. Ellos asistieron al último impartido en la comarca Ycoden Daute Isora, y que terminó, recientemente, en una bodega de la comarca. Ella llega del sector de la restauración y con una bodega en marcha. Él es informático y funcionario en el ayuntamiento de la capital tinerfeña. Ambos se adentraron en el conocimiento de los vinos con una aproximación a la realidad del sector, las especificidades canarias en el cultivo y en las elaboraciones junto al papel que tiene el vino canario en la restauración de las islas. Para ello contaron con dos especialistas en la materia: Javier Mengual, sumiller y docente en una importante escuela de restauración, y Daniel Viera, enólogo coordinador en tres importantes bodegas de Tenerife.

Desde el Consejo Regulador de Ycoden Daute Isora se valora con suma importancia esta formación. No solamente desde el punto de vista formativo básico para los aficionados, sino como complemento para las personas cercanas al sector.

Casi un tercio de los asistentes eran alumnos de formación profesional vinculada con la vitivinicultura o trabajadores e hijos de bodegueros de la comarca.