Dinero y Trabajo

El Cabildo de Tenerife recupera en tres fincas el cultivo del tabaco de capa

La Corporación insular quiere fomentar la recuperación de esta práctica para potenciar el sector. En la actualidad, La Palma es la principal productora de tabaco del Archipiélago, ya que en esta Isla se abandonó este cultivo en 1974, a pesar de que su producción era de gran calidad.
MIGUEL Á. RUIZ, S/C de Tfe.
15/dic/03 0:06 AM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife ha iniciado desde el pasado mes de mayo la plantación de tabaco de capa en tres fincas experimentales de la Isla, con el objetivo de volver a introducir este cultivo en el caso de que sea rentable, según avanzó a EL DÍA el jefe del servicio de Desarrollo Rural y Pesquero, José Luis Savoie Gutiérrez.

Savoie manifestó que la Asociación de Cultivadores de Tabaco de Canarias (ACTC), que trabaja en la producción de puros artesanos y de calidad en las Islas, "se dio cuenta que si a los puros del Archipiélago no se le introduce algo de tabaco producido en las Islas, poco tenían que defender. Al fin y al cabo, la situación en la actualidad es que los cigarros puros y demás, que se elaboran en las Islas, tienen de canario lo que significa el valor añadido de la mano de obra. Hoy en día cualquier puro tiene 0% de tabaco canario. Esta asociación acudió a nosotros con el razonamiento de que es necesario que los puros lleven algo de tabaco isleño para, en su momento, poder llegar a una figura de protección de nuestros puros, similar a la de las denominaciones de origen".

Desde el Cabildo se comenzó a trabajar haciendo una búsqueda bibliográfica y etnográfica, intentando averiguar qué tipo de tabacos se produjeron en Canarias. Tenerife, La Palma y Lanzarote fueron islas productoras de gran cantidad de este cultivo.

Inicialmente, se eligieron tres fincas que tiene el Cabildo en lugares que había tradición y costumbre de cultivar tabaco en el pasado, como son las zonas de Candelaria y Arafo, Las Llanadas (Los Realejos) y otra en Icod de los Vinos.

En las tres zonas mencionadas hay plantados unos 10.000 metros de tabaco, estando destinadas cuatro personas para el trabajo en las mismas. En esta superficie se esperan recolectar unos mil kilos de tabaco de capa de calidad, además de entre cinco y ocho mil kilos de hojas. Se hizo una selección de tabaco con diversas variedades, incluyendo algunas de origen canario. Al final, los responsables de este proyecto escogieron dos tabacos cubanos tipo habana, un sumatra, un java y dos palmeros; denominados caldera y velhoco.

Ya se han cosechado las hojas, actualmente se están secando y, luego, se procederá al proceso de fermentación. Este tabaco estaría listo para empezar a utilizarlo a partir del próximo mes de mayo.

Savoie recordó que los semilleros se hicieron el pasado mes de marzo y las primeras plantas fueron a la tierra en mayo. La recolección se inició en agosto y finalizó en septiembre. En el secadero permanecerán entre 40 días y dos meses. Por esas fechas se comenzarán a elaborar puros con ese tabaco, sometiéndolos a los correspondientes análisis químicos y catas, para analizar el nivel de calidad, comparándolo con el resto de tabacos del mundo. El paso siguiente a realizar sería intentar difundir este cultivo en determinadas zonas tabaqueras de la Isla.

El jefe del servicio de Desarrollo Rural y Pesquero del Cabildo de Tenerife destacó que "al mismo tiempo que hacemos el ensayo agronómico y el de calidad, estamos recabando información muy precisa de todas las labores culturales que lleva este producto, la mano de obra que ha ocupado a estos cultivos de tabaco en las tres fincas, los gastos que han generado en cuanto a semilla, fertilizantes y demás, con lo que se puede obtener una cuenta de explotación y ver si este cultivo en principio es rentable para nuestros agricultores. Todo apunta a afirmar rotundamente que sí". En Tenerife no hay plantaciones de tabaco, ya que esta práctica desapareció desde hace más de 30 años.

Asimismo, hay que destacar que tabaco de capa de altísima calidad se produce solamente en media docena de lugares de determinados países como son Cuba, México o Brasil. Zonas como las medianías alta del Valle de La Orotava, son ideales para estos cultivos debido a la poca incidencia de la radiación luminosa y a la altísima humedad.

José Luis Savoie también resaltó que durante el citado estudio se ha detectado que está desapareciendo la figura del chinchalero (especialistas en elaboración de puros).

Entre las iniciativas incluidas en este plan destaca la creación de un taller de empleo de elaborador artesanal de puros con el que se pretende lograr la cualificación de los trabajadores relacionados con el sector. El centro formativo estará ubicado en el barrio de Somosierra, en Santa Cruz, como enclave vinculado a la obtención de tabaco.

El consejero insular de Aguas y Agricultura, José Joaquín Bethencourt, ha destacado que "en estos momentos la mayor parte de la materia prima utilizada para la elaboración de puros artesanales es importada, por lo que el desde Cabildo se plantea la necesidad de potenciar la producción propia".