Nacional

PSC, ERC e ICV firman el pacto de gobierno de la Generalitat catalana

Los dirigentes de las tres formaciones firmaron en Barcelona el documento programático, tras realizar cada uno de ellos un breve parlamento, en el que coincidieron en señalar que se abre un período "histórico".
EFE, Barcelona
15/dic/03 0:07 AM
Edición impresa

Los máximos líderes del PSC, ERC e ICV-EUiA, Pasqual Maragall, Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura, respectivamente, suscribieron ayer en Barcelona el acuerdo programático que permitirá que formen el próximo gobierno de la Generalitat, y que han coincido en calificar de "histórico". Los tres dirigentes firmaron el documento programático después de realizar cada uno de ellos un breve parlamento, en el que coincidieron en señalar que se abre un período "histórico" y que el nuevo ejecutivo hará posible un "giro social y catalanista" en la política catalana.

El acto, que se celebró en el Saló del Tinell de Barcelona y que contó con la asistencia de destacadas personalidades del mundo político, cultural y académico, finalizó con el canto del himno de Cataluña, Els Segadors.

Gobierno de izquierda

El líder del PSC y próximo presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, garantizó en su intervención un gobierno "tranquilo y fecundo", y ha prometido, recordando una metáfora de Salvador Espriu, velar por la estabilidad de su gobierno al decir que "me comprometo a garantizar que la unidad de los tres trozos del espejo de Cataluña será suficiente para que la verdad resplandezca".

Maragall afirmó que "la ciudadanía nos ha dicho de forma clara que quería una Cataluña efectivamente reconciliada, que sea un coro, y no un solista", y subrayó que han hecho falta 100 años para que la izquierda pudiera gobernar "con tranquilidad".

"El pueblo nos ha dicho que gobernemos juntos, y hemos hecho el esfuerzo de conseguir un gobierno conjunto", dijo Maragall, quien afirmó que "la historia no se hace sólo a partir de lo que dicen los gobiernos, sino que muchas veces se hace desde abajo, desde el pueblo".

Por parte de ERC, su secretario general, Josep Lluís Carod-Rovira, inició su discurso leyendo una frase del escritor e historiador Antoni Rovira i Virgili en la que se vincula la defensa de Cataluña como pueblo con los valores de la izquierda, y acto seguido señaló que "después de 23 años de catalanismo conservador, ahora es la hora del catalanismo de izquierdas".

"Llegan otras siglas, otras ideas y otras clases sociales al gobierno de Cataluña y los nuevos protagonistas no son menos catalanes que los anteriores", subrayó Carod-Rovira antes de reivindicar "la unidad de Cataluña como pueblo" y de preconizar "un nuevo estilo de gobernar". "Cataluña -ha dicho- no es un sólo partido, es la suma de PSC, ERC, ICV-EUiA, CiU y PP" y el nuevo gobierno "no tiene que ir contra nadie, sino a favor de todos". El líder de ERC también afirmó que "hoy comienza una nueva Cataluña, más justa, más libre, más moderna y más culta" y, por ello, el nuevo ejecutivo "tiene una gran responsabilidad histórica" y "está obligado a hacerlo bien".

Por su parte, el presidente de ICV, Joan Saura, dijo que "se trata de un día histórico" porque, a su juicio, después de las elecciones, se abren "nuevos horizontes de progreso y de catalanidad". Saura dijo sentirse "muy cómodo" en el seno del próximo gobierno catalán, y tildó de "espléndido" el acuerdo programático, porque está centrado en las personas.