Vivir

Aparece el cadáver de un inmigrante en aguas próximas a Fuerteventura

Un total de cinco pateras con 142 personas abordo arribaron entre el pasado sábado y ayer domingo a las islas de Fuerteventura y Lanzarote, según dio a conocer a los medios de comunicación la Guardia Civil. Se trata de un nutrido grupo de personas de origen subsahariano, marroquí e hindú.
EFE, Las Palmas
15/dic/03 0:08 AM
Edición impresa

El cadáver de un inmigrante fue encontrado ayer en aguas próximas a Fuerteventura en avanzado estado de descomposición en un día en el que también han llegado a Canarias cinco pateras con 142 personas abordo, informó ayer la Guardia Civil.

El cuerpo del inmigrante fue encontrado en torno a las once de la mañana y se desconoce si su origen es magrebí o subsahariano.

Se desconoce la procedencia del cadáver porque los primeros indicios descartan que pertenezca al grupo de quince inmigrantes desaparecidos recientemente en un naufragio, ya que las corrientes del lugar donde ocurrió el siniestro, lo hubieran arrastrado en sentido opuesto.

Las hipótesis apuntan a la posibilidad de que tuviera algún grave percance en la patera en la que viajaba, aunque también reconocieron la posibilidad de que se produzcan naufragios en alta mar que nunca se llegan a conocer.

En cualquier caso, es posible que nunca se conozca su procedencia y afirmaron que no es la primera vez que se encuentra en el mar el cadáver de un inmigrante en avanzado estado de descomposición.

En cuanto a las pateras interceptadas, la primera de ellas fue localizada el sábado a las 18:30 horas por un helicóptero de la Guardia Civil a unas 9 millas de Pozo Negro, en el municipio majorero de Antigua, a donde acudió una patrullera que rescató a 25 inmigrantes subsaharianos y dos marroquíes.

Poco después, a las 20:30 horas, la embarcación del instituto armado interceptó otra patera a 4,5 millas del Faro de la Entallada, en Tuineje.

Una embarcación de Salvamento Marítimo acudió al lugar para rescatar a sus 25 ocupantes, 22 de ellos subsaharianos y el resto de Marruecos.

La Guardia Civil interceptó una tercera embarcación cerca de medianoche a 4,5 millas de Jacomar y Salvamento Marítimo se ocupó de trasladar a los 28 inmigrantes hasta el muelle de Gran Tarajal, entre ellos 14 subsaharianos, 9 marroquíes y tres procedentes de La India, además de dos menores marroquíes.

Cerca de las seis de la mañana, la Policía Local de Tías, en Lanzarote, localizó en el Barranco del Quíquere a un grupo de 31 inmigrantes irregulares, 29 de ellos subsaharianos y dos marroquíes, que habían desembarcado poco antes en la costa. La Policía Local destacó que este grupo de inmigrantes llegó en malas condiciones físicas y tuvieron que ser atendidos por la Cruz Roja debido a los golpes que se produjeron a su llegada en las rocas de la costa, casi todos en piernas y manos. En torno a las 07:30 horas, la Guardia Civil localizó a otro grupo de 31 inmigrantes en la playa Quemada.

Colaboración marroquí

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo canario, Adán Martín, reiteró ayer que la colaboración con la policía marroquí es positiva y, aunque no logrará resolver el fenómeno de la inmigración, "desde luego no la empeorará ni es un paso atrás", tal y como se ha afirmado desde diversos partidos políticos.

Martín rechazó de esta forma las críticas vertidas por los supuestos perjuicios de haber alcanzado un acuerdo con la policía marroquí, que de momento se limita a la presencia de un observador de cada país en la costa vecina, dijo.