Canarias

Los municipios exigen que los cabildos participen en la compensación del REF


CARLOS VEGA, S/C de Tfe.
17/dic/03 16:39 PM
Edición impresa

La Asamblea general de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) acordó ayer que cualquier compensación económica a que dé lugar la aplicación de los nuevos criterios de reparto de los ingresos procedentes del Régimen Económico y Fiscal (REF) a nivel insular se financie con los recursos de los ayuntamientos y de los cabildos. La Fecam pretende, además, iniciar negociaciones con el Gobierno canario para modificar la Ley de Financiación de las Haciendas Territoriales y establecer nuevos porcentajes de reparto, para lo que se ha fijado de plazo hasta el 30 de abril de 2004.

El acuerdo, adoptado con los votos a favor de 63 representantes municipales y la abstención de los cuatro grandes ayuntamientos de Canarias (Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria y Telde) y de San Bartolomé de Tirajana (gobernado por el alcalde del PP Marco Aurelio), choca frontalmente con las pretensiones de los cabildos que se niegan a asumir compensaciones por la revisión de la distribución de los ingresos del REF.

La Asamblea de la Fecam también acordó ayer que se suprima del proyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos para 2004 un artículo que modifica la Ley de Financiación de las Haciendas Territoriales (donde se fijan los criterios del nuevo reparto del REF), en el sentido de establecer que las compensaciones para los ayuntamientos que pierdan dinero salgan de los recursos que perciben los municipios de cada isla.

El presidente de la Fecam, Ramón Miranda, aseguró que la propuesta que se negociará con el Ejecutivo autónomo revertirá en beneficio de los ayuntamientos porque, además de garantizar que no habrá pérdidas, fijará criterios para crecer cada año respecto a los ingresos del REF.

Respecto a los acuerdos de distribución cerrados, como el de Tenerife, que mantiene los criterios poblacionales, indicó que "no es incompatible" y agregó que en abril se pretende "engarzar ese acuerdo insular" con la propuesta.

El vicepresidente de la Fecam Aurelio Abreu desveló que los ayuntamientos pretenden que la distribución insular de los ingresos del REF sea en partes iguales para cabildo y ayuntamientos, y no como fija la ley actual: un 60% para las corporaciones insulares y un 40% para los consistorios locales.

La Fecam denuncia que los cabildos disponen, además, de un fondo de inversión del 5% del valor de los ingresos del REF y de los recursos procedentes de la exacción sobre los carburantes.

Los ayuntamientos más perjudicados por los nuevos criterios de distribución son los grandes, que podrían ver mermados sus ingresos en unos 17 millones de euros; de ahí sus recelos a la ley de financiación de las haciendas locales, que entrará en vigor en enero en las islas que no acuerden su propia fórmula de reparto.

La Fecam acordó, además, prorrogar hasta abril la reforma de las cartas municipales, para lo que habría que cambiar también la ley.