Dinero y Trabajo

El comercio tradicional tinerfeño genera unos 8.000 empleos extras en Navidad


EL DÍA, S/C de Tenerife
17/dic/03 0:12 AM
Edición impresa

El sector del pequeño y mediano comercio de la provincia tinerfeña generará entre 6.000 y 8.000 puestos de trabajo adicionales durante esta campaña de Navidad, según puso de manifiesto el presidente de la Federación de Comercio de Tenerife (Fedeco), Luis de Miguel.

Señaló que se trata de una práctica habitual que se repite todos los años, tanto en esta provincia como en Las Palmas, como consecuencia del incremento de ventas en esta época del año. Agregó que dichas contrataciones se iniciaron el pasado día 1, estando previsto que se mantengan en su mayoría hasta el 20 de enero.

De Miguel explicó que el colectivo al que se dirigen estos empleos es mayoritariamente femenino y jóvenes, centrado en los comercios textiles, de calzado, menaje, alimentación y juguetes, por ser los que registran un mayor incremento de ventas.

El titular de Fedeco reiteró que las perspectivas de ventas para esta campaña de Navidad son malas, al igual que el año pasado, como consecuencia de la desaceleración del consumo y de la cada vez mayor competencia comercial existente.

No obstante, el titular de Fedeco manifestó que entre los cambios detectados se incluye una mayor afluencia de personas en las zonas comerciales de los cascos históricos de los pueblos y ciudades, lo que, aseguró, en un principio "es buena señal".

Respecto a las ventas registradas durante este mes, De Miguel negó que se haya producido el incremento significativo propio de estas fechas. Y esto, insistió, pese a que la práctica totalidad de los pequeños y medianos comercios de la provincia han abierto sus puertas durante los domingos.

Campañas de atracción

No obstante, Luis de Miguel mostró su confianza en que, a lo largo de la próxima semana, se experimente un repunte en cuanto a ventas, sobre todo, explicó, teniendo en cuenta que hasta ahora el consumo se ha centrado más en la alimentación.

En este sentido, confió en que a finales de campaña se puedan mejorar las perspectivas "poco halagüeñas" existentes en estos momentos. Asimismo, mostró su esperanza en que las campañas de atracción a los clientes que se están haciendo en distintas áreas comerciales tengan su efecto en un incremento de consumidores.

No obstante, Luis de Miguel criticó el "descuido" de la Administración sobre el futuro de los pequeños y medianos comercios. Por ello, reivindicó un mayor diálogo ente la Administración Pública y las organizaciones empresariales, al mismo tiempo que instó a la primera a que adopte medidas dirigidas a reactivar el sector.