Sucesos
LO ÚLTIMO:
Hallado un feto de 26 semanas en una depuradora de aguas residuales de Teruel leer

Detienen a tres empresarios por explotar a inmigrantes en el sur de Tenerife

En esta operación, desarrollada por efectivos de la Guardia Civil de los puestos de Candelaria y Güímar, también fueron arrestados 26 ciudadanos extranjeros que se encontraban en la Isla de manera irregular. Los trabajadores cobraban 60 euros a la semana y vivían hacinados en una instalación de la empresa.
EL DÍA, S/C de Tenerife
20/dic/03 10:27 AM
Edición impresa

Efectivos de la Guardia Civil de los puestos de Candelaria y Güímar han detenido a tres empresarios que se dedicaban a contratar inmigrantes irregulares, a los que les privaban de los derechos básicos de los trabajadores.

En este dispositivo, que según informó ayer la Benemérita comenzó el pasado 5 de diciembre, también fueron detenidos 26 ciudadanos extranjeros que carecían de los preceptivos permisos de trabajo y residencia en el país.

El Instituto Armado indicó ayer en un comunicado que las investigaciones comenzaron cuando en diferentes localidades del Valle de Güímar se observó un aumento considerable del número de ciudadanos extranjeros, que además se sospechaba que eran contratados vulnerando sus derechos fundamentales.

Uno de estos servicios, detalló la Guardia Civil, se desarrolló el pasado 5 de diciembre en el municipio de Güímar. En esta ocasión, los efectivos pudieron detener a siete inmigrantes de diferentes nacionalidades y a una empresaria de 40 años que los contrataba sin respetar las condiciones mínimas establecidas por la legislación vigente.

Vivían hacinados

Según relataron los trabajadores, de los que cinco procedían de Rumanía, uno de Moldavia y otro de Nigeria, la patrona les pagaba unos 60 euros a la semana a cambio de su trabajo. Asimismo, los inmigrantes aseguraron, una vez que fueron trasladados a las dependencias del Instituto Armado, que vivían hacinados en una instalación de la propia empresa.

Una segunda intervención tuvo lugar, el pasado 10 de diciembre, esta vez en la localidad de Candelaria. En esta ocasión, los guardias civiles detuvieron a tres inmigrantes y dos empresarios, dos hombres de 50 y 26 años, que los tenían empleados en una obra, sin ningún tipo de contrato ni de cotización a la seguridad social que amparara su labor.

La última actuación se produjo también en el municipio de Güímar. En esta ocasión los agentes de la Guardia Civil pudieron localizar a once inmigrantes, en su mayoría de nacionalidad boliviana, que, al parecer, trabajaban en la zona sin los papeles necesarios para realizar esta labor.

Los guardias civiles encargados de esta investigación dieron cuenta de todos los casos al Cuerpo Nacional de Policía, cuyos funcionarios son los encargados de iniciar el correspondiente expediente por infracción de la normativa de extranjería.

Previsiblemente, estas 26 personas serán retenidas en algún centro hasta que la autoridad competente decrete su expulsión del país.