Vivir

Carlos Amigo: "Hay problemas de la inmigración que deberían estar resueltos"

El cardenal Carlos Amigo manifestó ayer en su visita a La Laguna que el cuadro de Pedro González "El Cristo de la patera", que da nombre a la exposición "Lumen Canariense", "transmite el realismo del drama de los indocumentados". Apuntó que en esta materia la Iglesia realiza una labor subsidiaria.
EL DÍA, S/C de Tenerife
20/dic/03 0:24 AM
Edición impresa

"El cuadro de Pedro González El Cristo de la patera habla en silencio y transmite el realismo del drama de la inmigración", manifestó ayer el cardenal Carlos Amigo, que visitó en La Laguna la exposición "Lumen Canariense", organizada por el Ayuntamiento de Aguere.

El recién nombrado cardenal declaró que la inmigración "es un problema humano y familiar". La gente emigra para poder vivir mejor, "no por lujo, y detrás de cada emigrante hay un enorme drama", recalcó.

Respecto a las acciones de la Iglesia en esta materia, explicó que realiza una acción subsidiaria, "porque algunos problemas de la inmigración deberían estar ya resueltas por organismos oficiales". En su opinión, "los inmigrantes son motor de desarrollo y tendremos que agradecerles que vengan a realizar los trabajos que no queríamos hacer nosotros".

Asimismo, Amigo expuso que en sociedades muy envejecidas, "los inmigrantes aportan una realidad de juventud".

En referencia a la medida adoptada en Francia por la que no se puede llevar el velo islámico en las escuelas, el cardenal se limitó a expresar su pensamiento con una frase: "Nunca he confiado en el jarabe de guillotina para curar el dolor de cabeza".

Catequesis de la pintura

En cuanto a la exposición, explicó que Felipe Fernández le había comentado el proyecto hacía tiempo, cuando le comunicó que algunas obras de Sevilla podrían estar en "Lumen Canariense".

Destacó la importancia catequética de la pintura, sobre todo en siglos pasados, "porque eran como libros para la población que no sabía leer y la Iglesia se valía de los retablos para explicar la historia sagrada".

Además, siguen teniendo un valor catequético y si se les quita este contenido, "quedan unas obras hermosas, pero muertas, porque lo que les da vida es lo que representan", explicó.

"Un pueblo sin raíces es un pueblo sin futuro" y en el caso de Canarias reconoció "que tiene raíces espléndidas, como refleja la exposición de La Laguna".

"El Papa no es un funcionario al que le llega un día de jubilación y, además, es nuestro padre, y un padre no se jubila nunca, aunque esté paralítico o tenga deficiencias", respondió.