Dinero y Trabajo

Patronal y sindicatos reeditan el pacto sobre convenios colectivos

El acuerdo, que se rubricará mañana en la sede del Consejo Económico y Social, quedará plasmado en una declaración. Para CCOO y UGT, se garantiza el poder adquisitivo y para los empresarios, subidas salariales moderadas.
AGENCIAS, Madrid
21/dic/03 0:25 AM
Edición impresa

Los convenios colectivos de 2004 se firmarán bajo las pautas recogidas en el documento que mañana suscribirán los presidentes de las patronales, CEOE y Cepyme, José María Cuevas y Jesús Barcenas, y los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, en el Consejo Económico y Social (CES). El acuerdo es una prórroga del alcanzado para los convenios de 2003 y quedará recogido en una declaración en la que los interlocutores explicarán el porqué de su postura.

Las directrices contempladas en la prórroga para subir los salarios se basarán en la previsión del incremento oficial de los precios, situada una vez más en el 2%, y en los resultados de la productividad. Ahora bien, el documento recomendará tener en cuenta las características de cada empresa, su cuenta de resultados y el mantenimiento o la creación de nuevas colocaciones.

El primer pacto de estas características se firmó en diciembre de 2001 para la negociación colectiva de 2002, y el segundo a finales de enero del presente ejercicio aunque su vigencia ha tenido carácter retroactivo desde el día 1 de ese mes. Este tipo de acuerdos supone una especie de guía, al recoger las directrices por las que tendrán que "caminar" los convenios y, en principio, representan cierto freno a las voces que desde el Ejecutivo apuestan por una reforma profunda de las relaciones laborales.

Pleno empleo

No obstante, tanto el titular de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, como el secretario general del PP, Mariano Rajoy, mantienen que si su partido continua en la Moncloa después de las elecciones generales previstas para marzo, apostarán por modificar el mercado de trabajo dentro del marco del diálogo social si es posible. Dan a entender que los pactos/guía son insuficientes para "modernizar el mercado laboral", y llegar en 2010 al pleno empleo, compromiso político adquirido por los Quince en la cumbre de Lisboa de 2000. Zaplana insiste en que si bien el entendimiento entre las patronales y los sindicatos ha dado un balance muy positivo, todo acuerdo tiene siempre objeciones porque "hay cosas que se hacen que no tienen por qué coincidir al cien por cien con los planes y proyectos de otros".

Para los empresarios, la base más importante de estos acuerdos es que garantizan la moderación salarial, aunque en recientes declaraciones, Cuevas explicó que no vería con malos ojos que el Gobierno cambiara y flexibilizara las normas que regulan el mercado laboral si las modificaciones se ajustan a las demandas de las empresas. El presidente de CEOE aclaró que si su organización está en contra de los anuncios del Ejecutivo es porque considera que los proyectos que baraja el gabinete no son los que requiere el mercado para avanzar en la competitividad del tejido productivo español.

Por su parte, CCOO y UGT resaltan como ingrediente importante del acuerdo las cláusulas de revisión, sistemas muy variados, pero que siempre protegen un determinado incremento de las retribuciones de los trabajadores ante el descontrol del crecimiento de los precios.