Nacional

Maragall promete tender "puentes de entendimiento" con España

El líder del PSC, que ayer tomó posesión como nuevo presidente de la Generalitat, garantizó que "no hemos de romper nada, pero estiraremos de la cuerda que nos lleva a Europa".
EFE, Barcelona
21/dic/03 0:26 AM
Edición impresa

Pasqual Maragall tomó ayer posesión como nuevo presidente de la Generalitat en sustitución de Jordi Pujol con la promesa de tender "puentes de entendimiento" con España sin renunciar a la identidad propia, en un discurso en el que garantizó que "no hemos de romper nada, pero estiraremos de la cuerda que nos lleva a Europa y a un nuevo patriotismo".

Cerca de un millar de personalidades asistió al acto solemne celebrado en el Palau de la Generalitat, que tuvo como epílogo una concentración espontánea en la plaza de Sant Jaume en la que Maragall, asomado al balcón del edificio del gobierno junto a Carod-Rovira y al líder de ICV-EUiA, Joan Saura, emplazó a los ciudadanos a compartir el "auténtico patriotismo" que reconoce los "derechos sociales y personales".

En su discurso de toma de posesión, el nuevo presidente prometió tender "puentes de entendimiento" con España sin renunciar a la identidad propia y admitiendo los "cambios estatutarios y constitucionales" que "son obligados por la propia evolución de Cataluña, España y Europa", y cerró su intervención afirmando que "hablando se entiende la gente".

Maragall garantizó que estos puentes sustituirán a la "educada distancia que hemos mantenido durante tiempo" y pidió a los "conservadores de las esencias patrióticas de un lado y otro del Ebro" que "estén tranquilos, que no hemos de romper nada", aunque advirtió de que "estiraremos de la cuerda que nos lleva a Europa y a un nuevo patriotismo, el de los derechos sociales".

Previamente al discurso de Maragall, el presidente saliente, Jordi Pujol, expresó su deseo de que los años del nuevo gobierno de izquierdas sean "positivos" al considerar que el ejecutivo que presidirá Maragall "quiere que siga habiendo progreso en Cataluña, en todos los órdenes, y un refuerzo de nuestra identidad nacional".

Al acto solemne asistieron los consellers salientes de CiU, con Artur Mas al frente, y por parte del Gobierno la ministra de Administraciones Públicas, Julia García-Valdecasas, y el Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández-Díaz.

Arroparon a Pasqual Maragall el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, presidentes de comunidades gobernadas por los socialistas, como Manuel Chaves (Andalucía) y Marcelino Iglesias (Aragón), y líderes de este partido, así como otras figuras políticas como el nuevo líder del PNV, Josu Jon Imaz.