Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer
RICARDO MELCHIOR NAVARRO PRESIDENTE DEL CABILDO DE TENERIFE

"La calidad de vida en la Isla no avanza como debiera"

La voz del presidente del Cabildo tinerfeño se muestra autocrítica, pero también esperanzada en el futuro más inmediato, donde Tenerife se juega su liderazgo y el ingreso en la modernidad.
S. LOJENDIO, S/C de Tenerife
21/dic/03 12:23 PM
Edición impresa

?Usted suele repetir que Tenerife, según reflejan indicadores macroeconómicos como el crecimiento del Producto Interior Bruto, la renta familiar neta disponible o la generación de puestos de trabajo, ocupa el liderazgo del Archipiélago. Si esto es así, ¿por qué nos quejamos tanto?

?Una cosa es que nuestro nivel de vida haya crecido durante los últimos años y otra, muy diferente, es el concepto de calidad de vida, donde siendo sincero creo que no hemos avanzado como deberíamos haberlo hecho.

?¿Y cómo es posible medir la calidad de vida?

?Por ejemplo, uno de los aspectos que incide en nuestro caso es la sensación de inseguridad ciudadana que perciben los ciudadanos de la Isla, y a pesar de que la administración del Estado nos haya tomado el pelo, no dejaremos de reivindicar con todas las fuerzas posibles tanto los medios materiales como las dotaciones policiales que se requieren. Pero, además, se conjugan otros elementos que repercuten en esa calidad de vida, como el de los problemas derivados del fenómeno de la inmigración o la reivindicación de una óptima cobertura sanitaria. Y les digo a los tinerfeños que vamos a presionar políticamente para que se aceleren al máximo tanto las inversiones como el gasto corriente en la sanidad de la Isla. Considero que estos factores intervienen de forma acusada en nuestra calidad de vida y que nuestra sociedad los tiene que defender.

?De un tiempo a esta parte, Tenerife y Gran Canaria han vuelto al desencuentro, lo que para algunos ha significado un reverdecimiento de la pugna intrainsular.

?Por desgracia, el tema del pleito insular se resucita cíclicamente. Hay muchos políticos y ciudadanos que desean enterrar de una vez este asunto y creo que las bases están puestas para que así sea. Lo que resulta evidente es que la gente no deja de preguntarse por qué si tal administración invierte en una determinada isla, no lo hace igualmente en las otras.

?¿Y no es algo legítimo?

?Por supuesto que sí. Recuerdo que a finales del mandato anterior se estableció un acuerdo entre los siete cabildos y el Gobierno de Canarias, partiendo del desarrollo de los Planes Sectoriales, para buscar equilibrio. Los cabildos disponían de libertad para programar las acciones que considerasen más oportunas en un plazo de cinco años, mientras que el Ejecutivo se comprometía a llevarlas a cabo. Los principales asuntos quedaban así definidos y equilibrados aunque, lógicamente, cada Isla establecía sus prioridades.

?Sin embargo, ya se han dado las primeras discrepancias, como ocurrió con el Plan de Empleo.

?Probablemente, cuando se recorta el plano de actividad política por la planificación establecida, los hay que se rebelan. El Cabildo de Gran Canaria ha intentado desmarcarse con determinadas actuaciones, pero creo que los restantes lo tenemos claro. Igual sucede con algunas consejerías del Gobierno canario, que pretenden ir por libre, aunque espero que el presidente los mantenga dentro de los límites que hemos definido en los Planes sectoriales.

?¿Qué opinión le merece la reciente apertura del centro de inmigrantes en Hoya Fría?

?Me parece bien. Fue una de las batallas que mantuvimos con la Administración central, que insistía en situarlo en Tenerife I, con lo que su capacidad no hubiera sido la de las 250 plazas actuales, sino de unas 2.000, algo que habría terminado convirtiéndolo en el centro de toda Canarias y, además, situado en medio de Santa Cruz. En esa lucha se nos tachó de insolidarios y el tiempo nos ha dado la razón. Hoy en día existe un centro en cuya instalación han intervenido el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz, las dos únicas administraciones públicas canarias que han colaborado económicamente en una iniciativa de este tipo.

?El tema de los residuos sólidos y su tratamiento está generando una enorme preocupación.

?La primera medida está en mentalizarnos, también en simplificar el reciclaje con la separación de los residuos y después de esa selección en origen, intentar reciclar lo máximo posible y transformarlo en algo útil. Independientemente de que hagamos un esfuerzo en inversiones, debemos impulsar campañas de concienciación para resolver este problema entre todos.

?Sobre el Auditorio se escuchan críticas, como que la distancia entre las butacas resulta incómoda.

?Cuando uno se muda de casa se necesitan algunos ajustes. ¿Que podía ser más cómodo? Pues, probablemente, pero recuerdo que el ancho de la butaca se pasó desde 48 a 52 centímetros para aumentar el confort. El espacio es el que es y si lo redujéramos para ampliar los pasillos se reduciría el aforo. Lo cierto es que hay algunas personas que lo que quieren es buscarle pegas a toda costa.

?¿Y su rentabilidad?

?Creo que debemos sentirnos orgullosos de una gran obra que inauguramos en septiembre y por la que han pasado hasta hoy más de 30.000 espectadores. Prueba de ello es que muchísimas publicaciones de todo el mundo lo recogen como una maravilla y fuera de Canarias no he visto un comentario que le ponga la más mínima pega. Además, ha despertado un grandísimo interés en múltiples campos: como escenario para filmar películas; para la presentación de automóviles a nivel mundial; pases de modelos de reconocidos diseñadores... Ya sólo con la imagen del Auditorio y la Isla aparecida en los medios de comunicación mundiales, y valorando el coste que eso significa, probablemente estamos hablando de más de diez mil millones de pesetas.

?¿El tranvía es un capricho de Ricardo Melchior, el proyecto por el que desea pasar a la historia?

?Se repite mucho que si yo soñaba de pequeño con un tren. ¡Qué va! El transporte guiado lo considero imprescindible, fundamental y estratégico para nuestro nivel y nuestra calidad de vida. Jamás me he planteado pasar a la historia y sólo pienso en la idea de que debemos aproximar los lugares de demanda a los que ofertan trabajo para conseguir el pleno empleo, y la forma de hacerlo, con la menor contaminación posible, sin ocupar grandes espacios, con seguridad y adaptado a todas las personas es, sin duda, el sistema ferroviario.

?¿Qué opinión le merece la arquitectura de Cabo-Llanos?

?De ser hace años una zona marginal se ha convertido en un área dinámica que acoge equipamientos como el Palmétum, el Parque Marítimo, el Auditorio o el Castillo Negro... Otra cosa es que determinados edificios de viviendas podrían haberse diseñado de mejor manera para conseguir la singularidad que precisa la zona, pero el ayuntamiento está planteando una remodelación de los espacios libres que sin duda permitirá corregirlo.

RICARDO MELCHIOR NAVARRO PRESIDENTE DEL CABILDO DE TENERIFE