Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Alfonso Serrano abandona la secretaría técnica del CD Tenerife leer

Los partidos destacaron ayer el carácter social del mensaje navideño del Rey

En el análisis sobre el tradicional mensaje de Don Juan Carlos, las fuerzas políticas valoraron su petición de "respeto a la pluralidad del Estado y a los valores de la Constitución". La única excepción en este panorama la dio el PNV al criticar que no reconociera "la realidad plurinacional y plurilingüística".
EFE, Madrid
26/dic/03 0:37 AM
Edición impresa

Los partidos políticos coincidieron en su mayoría al destacar el carácter social del mensaje de Navidad del Rey y su petición de respeto a la pluralidad del Estado y a los valores de la Constitución, aunque desde el PNV se criticó que no reconociera "la realidad plurinacional y plurilingüística" española.

En su tradicional mensaje navideño, Don Juan Carlos reiteró su petición a "todos" los españoles para que respeten y preserven "unidos los valores, reglas, principios y el espíritu integrador" de la Constitución, y recordó que "sin la estabilidad política, social y económica" aportada por la Carta Magna "no podría explicarse lo mucho que hemos avanzado".

Desde el PP, su coordinador de Comunicación, Rafael Hernando, destacó el "gran contenido social" y la mención a las víctimas del terrorismo o a los fallecidos en misiones humanitarias en el extranjero, y valoró que el mensaje reconociera "el camino que hemos desarrollado todos los españoles a lo largo de 25 años en un marco de convivencia en torno a la Constitución".

El portavoz del PP lamentó que la televisión pública vasca, ETB, no emitiera el mensaje del Rey y criticó que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "decidiera ejercer censura".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Jesús Caldera, coincidió con Hernando en destacar el "profundo contenido social" del mensaje, que dedicó "una atención muy especial" a los valores y principios de la Constitución.

Para Caldera, de las palabras del Rey puede interpretarse que hoy nuestro país, "fundado en una rica realidad histórica, diversa y plural", es "una España de todos, con una Constitución que nos representa a todos y que nadie debe apropiarse; una Constitución que garantiza la convivencia, que se debe mantener con el diálogo".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, destacó el discurso "republicano y laico" del Rey, frente al "discurso absolutista" del Gobierno del PP, y subrayó que el Jefe del Estado planteó en su mensaje navideño "objetivos comunes, como recuperar el consenso y el diálogo político", además de "retos como el equilibrio social, la integración de los inmigrantes, o el reto de un mundo en paz, con arreglo al derecho internacional".

Desde el PNV, su portavoz en el Congreso, Iñaki Anasagasti, opinó que el mensaje "ha defraudado todas las expectativas", ya que "pensábamos que iba a ser mucho más valiente", y consideró que "no ha sido el discurso de la Zarzuela; ha sido más el discurso de la Moncloa". Anasagasti lamentó que el monarca no haya reconocido que "estamos en un Estado plurinacional, plurilingüe y pluricultural", por lo que a su juicio el discurso "es el criterio del Rey castellano dirigiéndose a sus súbditos, sin tener en cuenta una realidad que está ahí".

Desde el Bloque Nacionalista Galego (BNG), su portavoz Anxo Quintana valoró la "ponderación" de Don Juan Carlos "y, sobre todo, el reconocimiento de la pluralidad del Estado que hace".

Hoy recibe a Maragall

El Rey recibirá hoy en audiencia en el Palacio de la Zarzuela al nuevo presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall. Esta audiencia será la primera que Don Juan Carlos ofrecerá a Maragall, que tomó posesión del cargo el pasado sábado, después del debate de investidura del Parlament. La semana pasada el monarca recibió en audiencia al presidente del Parlament, Ernest Benach, quien le comunicó la investidura del nuevo presidente de la Generalitat. En cuanto a las valoraciones del mensaje del Rey desde la Generalitat, el secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya y actual conseller en cap, Jose Lluis Carod-Rovira, señaló que el discurso hay que interpretarlo teniendo en cuenta "lo que ha dicho en otras ocasiones", especialmente en el reciente encuentro, ya mencionado, que mantuvo con el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, a quien Don Juan Carlos dijo que "hablando se entiende la gente". Carod se refirió a la posibilidad de reformar la Constitución: "La ley tiene que adaptarse a las necesidades de las personas y los pueblos, y no al revés".