Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Cinco cocineros competirán en Tenerife en busca de la mejor tortilla de España leer

El escape de gas tóxico crea una "zona muerta" de 25 kilómetros en China

Más de 400 personas, la mayoría niños, se encuentran hospitalizados tras inhalar hidrógeno sulfúrico mientras dormían. El accidente, que afectó a 28 localidades del suroeste chino, se produjo la madrugada del martes y se ha saldado ya con 191 muertos, muchos de ellos asfixiados cuando intentaban huir.
EFE, Pekín
27/dic/03 10:27 AM
Edición impresa

EFE, Pekín

El gas tóxico desprendido tras la explosión de un yacimiento de gas natural en el suroeste de China ha creado una "zona muerta" de 25 kilómetros cuadrados, en la mayor tragedia industrial de la historia de este país.

Más de 400 personas, en su mayoría niños, se encuentran hospitalizadas tras inhalar hidrógeno sulfúrico mientras dormían, tras un accidente ocurrido poco antes de la medianoche del martes, y que se ha cobrado la vida de al menos 191 personas.

Las imágenes ofrecidas por la televisión pública muestran un escenario volcánico, con el cielo ennegrecido e innumerables fumarolas de humo y fuego provocadas por los equipos de bomberos que utilizan lanzallamas para abortar las fugas de gas.

Además, unas 10.000 personas residentes en las aldeas aledañas al yacimiento de Chuandongbei ?que se encuentra 337 kilómetros al norte de la municipalidad de Chongqing? muestran síntomas de asfixia, náuseas, quemaduras y conjuntivitis, informaron ayer las autoridades locales.

16 niños, en estado crítico

"Diecisiete niños se encuentran en estado crítico, pero el resto de pacientes han respondido bien al tratamiento", señalaron ayer fuentes hospitalarias en Kaixian, el centro urbano más cercano al campo de gas. La magnitud de la tragedia cogió desprevenidos a los hospitales de la zona, que se vieron desbordados ante el gran número de intoxicados y la falta de personal sanitario.

"Los ancianos y niños resultaron envenenados mientras dormían, por lo que no tuvieron tiempo de resguardarse del gas", señaló Pan Benqing, funcionario en un hospital local. Al parecer, muchos residentes locales murieron envenenados mientras intentaban huir de la nube de gas ?hidrógeno sulfúrico, un gas mortal cuando se inhalan entre 760 y 1.000 metros cúbicos?, que también acabó con la vida de caballos, gallinas, cerdos y ganado vacuno.

El accidente ocurrió cuando uno de los pozos del yacimiento estalló liberando una gran concentración de gas e hidrógeno sulfúrico, que se propagó con celeridad a 28 localidades de la zona, habitada por 1,5 millones de personas y que acoge los mayores yacimientos de gas del país. A pesar de la violenta explosión, sólo dos operarios murieron en el accidente, aunque los 65 trabajadores que estaban en el yacimiento inhalaron gas.

Pánico y rescate

La onda expansiva, que ha provocado una repentina ola de calor y grietas tectónicas, mató al menos a 189 residentes locales ?incluido 39 niños menores de 10 años y 46 ancianos mayores de 60 años? e intoxicó a varios miles.

Las autoridades locales han evacuado ya a más de 41.000 personas ?en su mayoría campesinos? residentes en un radio de cinco kilómetros alrededor del yacimiento, propiedad de la Corporación Nacional de Petróleo (CNPC), filial de Petrochina, la mayor petrolera del país. El Ejército chino ha movilizado a un total de 1.500 personas, repartidos en 82 equipos, que buscan supervivientes en una superficie de 80 kilómetros cuadrados. Los miembros de los equipos de rescate se afanan en la búsqueda de supervivientes ataviados con trajes ignífugos y mascarillas.