Internacional

EEUU admite que puede tardar meses en localizar el origen del caso de "vaca loca"


AGENCIAS, Washington
27/dic/03 0:40 AM
Edición impresa

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que investiga el caso de la res infectada por la enfermedad de las "vacas locas", puso ayer bajo cuarentena a un segundo rebaño y admitió que puede tardar meses en determinar el rebaño de origen del animal.

En rueda de prensa, el veterinario jefe del Departamento de Agricultura (USDA), Ron DeHaven, indicó que a la cuarentena decretada para unas 4.000 cabezas de ganado de la granja de la que procedía la vaca enferma se ha sumado ahora otra, en Sunnyside (Washington), donde está una de las dos crías que tuvo esta res.

Por otro lado, casi una treintena de países habían decretado ayer el cierre de sus fronteras a las importaciones de carne procedente de Estados Unidos, tras el descubrimiento de un primer caso de "vaca loca" en el estado de Washington.

Más de dos tercios de las exportaciones de carne estadounidense están afectadas por la prohibición, en un país que exporta aproximadamente el 10% de su producción, por un valor aproximado de 3.000 millones de dólares (2.410 millones de euros) anuales.

La punta del iceberg

Japón, México y Canadá, los tres principales importadores de carne estadounidense, cerraron sus fronteras. El embargo canadiense ?el tercer importador? no afecta, sin embargo, a todos los productos cárnicos, mientras México llevó a cabo la suspensión "por precaución".

A este respecto, el director de laboratorio español de referencia de la Encefalopatía Espongiforme Bo-vina, Juan José Badiola, afirmó que el caso detectado no es aislado sino "la punta del iceberg".