Santa Cruz de Tenerife

El hotel de la plaza de España será una torre de 21 plantas y tendrá 375 plazas

El establecimiento hotelero, dotado de 200 habitaciones, se construirá frente a la sede administrativa del Cabildo, dentro del ámbito portuario. PSOE y PNC apuestan por desplazarlo a las cercanías de la desembocadura del barranco de Santos y que la ciudad logre beneficios económicos en esta operación.
EL DÍA, S/C de Tenerife
27/dic/03 0:41 AM
Edición impresa

La Gerencia de Urbanismo dio luz verde ayer a la modificación puntual del Plan General en el ámbito del Muelle de Enlace, lo que permitirá la construcción del anunciado hotel de la plaza de España. La gran novedad estriba precisamente en las condiciones edificatorias, ya que el equipo de go-bierno ha apostado por una construcción de un máximo de 21 alturas en lugar de las seis permitidas hasta ahora. Según los datos a los que ha tenido acceso EL DÍA, el hotel tendrá 375 plazas, que se repartirán entre 200 habitaciones dobles y sencillas. En la parte baja incluye un pequeño centro comercial.

Aunque la superficie máxima reservada para el hotel es de 7.032 metros cuadrados, en la propuesta aprobada ayer se establece que las dos primeras plantas ocupen 3.000 metros cuadrados, y a partir del tercer piso el porcentaje de ocupación será de un 13,6, con una base aproximada de 30 metros de ancho por otros tantos de largo. Cada una de las plantas contará con entre 12 y 14 habitaciones, precisa la propuesta. Con estas características, el alzado del edificio será similar al de una torre de 18 ó 19 plantas sobre las dos reservadas a uso comercial y de acceso.

En el transcurso del consejo de Urbanismo de ayer, el debate se centró sobre la posibilidad de que el hotel se ubique en un lugar más próximo a la desembocadura del barranco de Santos, frente al futuro muelle del Carnaval y a la altura de la sede administrativa del Cabildo, en ambos casos dentro del ámbito portuario.

La oposición coincidió en recomendar al equipo de gobierno que desplazara la torre hotelera hacia las proximidades de la plataforma carnavalera, para evitar que "rompa la estampa emblemática de la ciudad, vista desde el mar, puerta de entrada de los cruceros y barcos que llegan a Santa Cruz", destacaron al mismo tiempo Ramiro Cuende y Francisco Tovar (PSOE) y Ángel Isidro Guimerá (PNC).

Si embargo, el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo dijo que "después de barajarse muchas alternativas, nos hemos decantado con ubicarlo a la altura de la trasera de la sede administrativa del Cabildo, al considerar que no romperá la fachada al mar".

Al tratarse de terrenos propiedad de la Autoridad Portuaria, socialistas y nacionalistas plantearon al equipo de gobierno que se orqueste alguna fórmula que permita a la ciudad beneficiarse de esta operación. "Aquí se va a vender oro molido; el metro cuadrado podría estar valorado en unas 300.000 o 400.000 pesetas antiguas, por lo que no estaría de más que se negociara un porcentaje que fuera a parar a las arcas municipales", matizó Guimerá, haciendo suyo el planteamiento socialista, que reclama algún beneficio para la ciudad de esta venta.

Durante la reunión, los socialistas anunciaron que votarán en contra o con matices la modificación puntual. "Aquí habría que plantear varios debates. Primero, uno sobre la necesidad de construir un hotel, y otro sobre la mejor ubicación", precisó el PSOE.