Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Noche en Blanco se aplaza al 1 de diciembre leer

El Cabildo aprueba el presupuesto para 2004 con la oposición de los socialistas

El Pleno de la Corporación dio ayer el visto bueno a unas cuentas que alcanzan los 621 millones de euros, un modelo que el Grupo de Gobierno CC-PP calificó de "sensato, responsable y realista" y que para el PSOE representa un aumento de las obligaciones y el descenso en áreas estratégicas.
EL DÍA, S/C de Tenerife
27/dic/03 12:24 PM
Edición impresa

El Pleno del Cabildo aprobó ayer, con la oposición del PSC-PSOE, el proyecto de presupuesto para el ejercicio 2004 que presentó a debate el Grupo de Gobierno formado por CC y PP. Los socialistas plantearon una enmienda a la totalidad con devolución que fue rechazada.

El presupuesto consolidado de la Corporación insular, que incluye a los cinco organismos autónomos y a las diez empresas públicas de capital exclusivo del Cabildo, alcanza la cifra de 621 millones de euros, lo que a juicio del Grupo de Gobierno supone un moderado crecimiento del 4,2 por ciento respecto a 2003, en la línea de enfriamiento que marca la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la coyuntura económica en la que se va a desarrollar el ejercicio.

El consejero de Presidencia y Hacienda, Víctor Pérez, definió el presupuesto para el próximo año con los calificativos de "sensato, porque equilibra los gastos e ingresos y distribuye los recursos disponibles; responsable, porque cumple fielmente con el Plan Económico y Financiero, y realista, porque asigna los recursos a las necesidades reales".

Además, incidió en la apuesta por el gasto social, que acapara el 44 por ciento con una inversión total que supera los 245 millones de euros, un incremento que persigue el objetivo de financiar las inversiones prioritarias de la Isla en cada política sectorial.

Además, Víctor Pérez puso el énfasis en el extraordinario crecimiento del ahorro neto como consecuencia de la contención del gasto corriente, y también en el control del gasto de personal, haciendo, asimismo, un repaso de las políticas de inversión que se proyectan en cada área y concluyendo que "este presupuesto es el mejor posible para las necesidades que requiere la Isla".

No obstante, sí admitió que es posible mejorar la política de apoyo al transporte público, uno de los déficits apuntados por el consejero popular Ángel Llanos en su intervención, donde señaló la excesiva disminución en el capítulo de Aguas, el riesgo de la disminución en las partidas de Turismo y en las aportaciones a la industria.

Crecimiento de la deuda

Las críticas socialistas al presupuesto fueron expuestas por Antonio Martinón, que se centró en ir desgranando ideas, entre las que destacó el crecimiento de los niveles de deuda en los últimos años, y rechazando al mismo tiempo que el 44 por ciento del presupuesto de 2004 vaya a consignarse a políticas sociales.

El presidente del PSOE cuestionó el descenso de las aportaciones a un área estratégica como Turismo y, en la misma línea, los déficits en cuanto a políticas de fomento a la ganadería. También cuestionó que en materia de residuos no se haya avanzado en prevención y reutilización, que el área de Cultura perciba un 12 por ciento menos de ingresos que en 2003 o que en el capítulo de transportes no se complemente la subvención al bono con una política de apoyo a la guagua.