Vivir

Canarias fue la Comunidad Autónoma con menor tasa de mortalidad en 2001

Las enfermedades isquémicas del corazón son la principal causa de muerte en las Islas, que presentan las tasas más bajas en enfermedades cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, cáncer de bronquios y pulmón, enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores e insuficiencia renal.
EFE, Madrid
27/dic/03 0:42 AM
Edición impresa

Canarias fue en 2001 la Comunidad Autónoma con menor tasa de mortalidad por cada 100.000 habitantes de toda España, al registrar un índice proporcional de 710,20 defunciones, cifra que sólo fue más baja en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, donde se situó en 621,3. Por detrás de las Islas estaba Madrid, con una tasa de 720,7.

Las enfermedades isquémicas del corazón fueron la principal causa de muerte en las Islas, al haber provocado 107,25 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, muchos más que la segunda patología con mayor incidencia mortal, las enfermedades cerebrovasculares, que generaron 54,10, conforme a la estadística de Defunciones según Causa de Muerte de 2001 dada a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los índices de mortalidad más altos del país, "directamente relacionados con el envejecimiento de la población", según subraya el INE, se registraron en 2001, por este orden, en Asturias, con 1.122,34 defunciones por cada 100.000 habitantes; Aragón (1.060,82); Galicia (1.049,87); y Castilla y León (1.032,08).

Además de estas cuatro comunidades, también por encima de la media nacional se encuentran Castilla-La Mancha (985,77); Extremadura (976,12); Cantabria (950,77); La Rioja (922,28); Comunidad Valenciana (904,72); y Cataluña (893,72).

Ceuta y Melilla tienen las tasas más bajas en siete de las dieciséis principales causas de muerte (cáncer de colon, neumonía, enfermedad de Alzheimer, cáncer de estómago, cáncer de mama de la mujer, accidentes de tráfico y cáncer de próstata).

Canarias presenta las tasas más reducidas en cinco de las principales causas de muerte (enfermedades cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, cáncer de bronquios y pulmón, enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores e insuficiencia renal) y Madrid tiene la menor tasa en diabetes.

La tasa bruta de mortalidad descendió un 1,8 por ciento en el 2001 respecto al año 2000, según el Instituto Nacional de Estadística, que destaca que las enfermedades cardiovasculares permanecen como primera causa de muerte en España, con el 34,5 por ciento del total de defunciones, seguidas de los tumores, responsables del 27,1 por ciento de los fallecimientos.

En segundo lugar, los tumores son responsables de la muerte del 27,1% del total de fallecimientos. Los diferentes tipos de cáncer y carcinomas sumaron un total de 97.714 fallecidos, un 2,8% más que en el ejercicio anterior.