Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Trump ordena formalmente la creación de una fuerza militar espacial leer

Las dos cajas canarias tienen un estudio para fusionarse en un par de años

Un equipo muy reducido de directivos prepara en secreto la operación, que tendría que llevarse a cabo con el concurso del Gobierno autónomo, para vencer la resistencia que se prevé desde Tenerife, tanto por razones sociológicas como por la delicada situación financiera de la Caja Insular.
EL DÍA, Santa Cruz de Tfe.
28/dic/03 0:43 AM
Edición impresa

Las dos cajas de ahorros canarias tienen muy avanzado un estudio sobre los beneficios de su fusión, que podría materializarse dentro de dos años, siempre que antes el Gobierno autónomo logre crear un clima propicio para que la operación se acepte en Tenerife, donde, por ahora, es algo impensable, dada la fuerte oposición social y empresarial a tal unión.

Según ha sabido EL DÍA de fuentes solventes, el objetivo de los promotores de la fusión es lograr una sola caja más potente que las dos actuales con el fin de hacer frente con garantías a la creciente competencia de las entidades peninsulares, caracterizadas por una política comercial más agresiva.

Aunque existe un gran obstáculo para la fusión, como es la enorme distancia en rentabilidad y solvencia de CajaCanarias sobre la Caja Insular, las diferencias se tratarían de acortar en estos dos años con la ayuda del Gobierno de Canarias, que propiciaría, por ejemplo, concesiones ventajosas en servicios oficiales a la entidad de Las Palmas, tramitación de todos sus créditos con ella, depósitos y otras actuaciones, que lograrían mejorar su cuota de mercado y el beneficio en el margen de intermediación. Un problema de más difícil solución es el alto índice de morosidad que arrastra la Caja Insular.

Existe, incluso, una propuesta sobre quién debería presidir esa futura caja fusionada. Sería el actual titular de CajaCanarias, Rodolfo Núñez, quien ha reclamado su derecho, como representante de la entidad que, a día de hoy, está mejor gestionada y obtiene una mejor cuenta de resultados.

Aunque Núñez negó en una entrevista publicada el pasado domingo en un periódico de Las Palmas la posibilidad de la fusión y la calificó de disparate, según ha sabido EL DÍA los preparativos incluyen que el reducido círculo de directivos que está al tanto de la operación niegue de forma tajante cualquier insinuación sobre el tema, precisamente por los insistentes rumores, que ya son difíciles de acallar en ambas entidades.

De hecho, en esta entrevista, donde hay que leer entre líneas, Núñez habla de colaboración para cerrar el mercado a terceros. También dice, por ejemplo, que, para CajaCanarias, "la provincia de Las Palmas es un polo económico y hay que estar ahí"; o más adelante, cuando reconoce que, desde la entidad que preside, "hay un fuerte acercamiento al mundo empresarial" grancanario para que sepa que, "aparte de la Caja Insular (...), podemos servirles antes de que opten por un tercero".

Además, en un perfil del presidente de CajaCanarias que hace el periodista, éste vierte elogios nunca antes vistos en un periódico de Las Palmas sobre un empresario tinerfeño, adjudicándole prácticamente en solitario la autoría del éxito de la caja.

Las noticias que anteceden preocupan en Tenerife, porque hacen temer que el ahorro tinerfeño y sus derivaciones en préstamos, hipotecas, viviendas, obras sociales, culturales, etc, sean disfrutadas por el empresariado y los habitantes de Las Palmas y de Gran Canaria. Sería el colmo que hasta ahí llegaran las desdichas de Tenerife y que desapareciera su potencial económico. Pero todo sería posible, porque los de allá no cesan.