Tenerife Sur

Los radiotaxis de Arona persiguen la modernización

El colectivo quiere implantar lo que denomina "taxi a la carta", cuyo objetivo es que el servicio solicitado se adapte a las necesidades del cliente, para lo que se organizarán actividades formativas.
EL DÍA, Arona
29/dic/03 19:49 PM
Edición impresa

La Asociación de Radio Taxis de Arona y el ayuntamiento sureño están estudiando actuaciones que permitan la modernización del sector con el objetivo de prestar un trabajo de mayor calidad a los usuarios. Así, uno de los proyectos que se quiere poner en marcha en un plazo medio de tiempo es lo que denominan "taxi a la carta", que persigue que el servicio solicitado se adapte a las necesidades del cliente.

En este sentido, el secretario del colectivo, Ángel Luis González, y el concejal de Transporte, Pedro Cabeza, manifiestan que para ello está previsto crear una escuela para la formación de los profesionales, iniciativa que permitirá llevar a cabo diversos cursos, tales como de idiomas, de psicología para calmar a clientes agresivos, y culturales, "posibilitando que el conductor pueda explicar al cliente la costumbre y la historia de Tenerife cuando pasen o se dirijan a lugares de interés".

Igualmente, señalan que este proyecto lleva aparejado que el permiso municipal sea provisional hasta que se apruebe un examen de aptitud, que será de obligado cumplimiento a las nuevas licencias que se otorguen, mientras que los que ya la tienen deberán reciclarse. Además, se quiere poner en funcionamiento un permiso por puntos, "lo que hará que los profesionales estemos en una permanente formación".

Ubicación en callejeros

Otra propuesta que se baraja para elevar la calidad es que los taxistas demuestren su conocimiento del municipio "en un callejero mudo, es decir, ubicar en un mapa distintas zonas y saber las calles que se deben coger para llegar a un determinado punto, pero respetando el código de circulación".

La modernización del sector se complementaría con la informatización de la central de radio taxi y de los propios vehículos, "asunto que pretendemos comarcalizar, pero con la particularidad de que cada profesional trabajará en su municipio".

Al respecto, el secretario expresa que "recientemente tuvimos una delegación de la Federación Canaria del Taxi en el País Vasco, a la que fuimos representantes de la zona para ver el funcionamiento de este sistema en Vitoria y nos dejó muy ilusionados y con ganas de implantarlo en el Sur".

Apunta, en este sentido, que la idea "es que desde Fasnia a Santiago del Teide nos unamos para que se pueda poner en marcha aquí y sacarle el máximo rendimiento posible".

Indica que para utilizar el servicio "el cliente llamaría a un número de teléfono preestablecido y un ordenador asignaría la carrera a un determinado taxista, dependiendo de la zona y de las características que precise el comunicante", añadiendo que "el conductor vería en una pantalla el lugar al que tiene que desplazarse para recoger al usuario".

Inversión

En cuanto a la inversión que se tendría que hacer para adaptar los vehículos, apunta que el coste por coche asciende a algo más de 3.600 euros, "para lo que buscaríamos subvenciones que nos permitiesen instalar la instrumentación necesaria sin tener que asumir la totalidad del gasto".

No obstante, tanto el secretario de la asociación como el edil de Transporte consideran que, si se pone operativo este sistema debería haber una revisión de las tarifas urbanas por parte de la administración competente "para evitar pérdidas en el poder adquisitivo, como se produce en la actualidad, y que además sirva de incentivo para que los profesionales del taxi cuenten con un salario acorde con el trabajo desarrollado".